Homo economicus: el blog's Fan Box

domingo, 22 de julio de 2007

Viendo más allá de lo evidente

La economía es una ciencia interesante. Compleja, sobre-matematizada, pero interesante. Quizás su principal error es abstraerse de la realidad sobremanera. Decir: esto no es importante, esto no cuenta, me quedo sólo con esto y zas!, terminas con una economía de un vendedor blanco y un comprador adinerado. Y luego te vuelves, ves Perú y dices: algo falló. Esta columna está dedicada para todos aquellos que quieren leer algo simple de economía, vista desde alguien que la estudia y no cesará —mientras le queden fuerzas, lo cual no es mucho decir— de criticarla sanamente y buscar reconciliarla con lo que finalmente busca explicar: la realidad. Revisemos algunos conceptos que parecen ser básicos…

El PBI —por ejemplo— es una medida de la producción de bienes y servicios. Como sabemos, llevamos más de un quinquenio de crecimiento ininterrumpido. ¿Y qué con eso? ¿A celebrar? ¡De ningún modo! Nuestro producto puede haber crecido, pero el observar el grado de pobreza y desigualdad que persisten sólo demuestra que los gobiernos están fallando sistemáticamente en distribuir los excedentes. Están en las joyas de Eliane Karp, en los Johnnie Walker etiqueta azul del cholo, en la compra de espacios por parte del actual Ministro de Vivienda, en los 18 kilos que ha subido Alan desde julio pasado. Huancavelica sigue teniendo más del 70% de su población en estado de pobreza. Y más de la mitad de éstos se encuentran bajo la línea de extrema pobreza; es decir no tienen tres soles con veintidós centavos diarios para cubrir sus necesidades básicas. Una cosa son las cifras, bonitas ellas; la realidad de tener poblaciones enteras que, además de soportar el intenso friaje, tienen que soportar la gélida indiferencia de los políticos es otra cosa totalmente distinta.

Mírenlo pues, las vueltas que da la vida. Alan García hablando de proyecciones económicas para los próximos años. No cabe duda de que es el mismo. ¿No recuerda acaso que los dos primeros años de su gobierno reportaron crecimiento y se despidió con una hipercrisis económica al punto de que recién hace un par de años acabamos de recuperar el nivel de producción de 1970? La historia nos deja lecciones. Nuestro crecimiento se ha debido al crecimiento acelerado de la agroexportación costeña (es decir espárragos, alcachofas y todas esas vainas que nunca como en las ensaladas) y a niveles increíblemente altos de los precios de los minerales, entre otras cosas. Miremos la historia: algún día eso acabará. Más temprano que tarde las buenas condiciones se esfumarán y —si no se invierte y ahorra mientras se pueda— quedaremos en la mismísima chilla. ¿Qué es una chilla? No lo sé. Pero ha de parecerse mucho a aquellas épocas en las que los peruanos estamos ya curtidos. Las predicciones de crecimiento en los próximos años son ceteris paribus. O sea asumimos que los precios se mantienen relativamente donde están, que no habrá crisis internacionales de importancia, que un perrito en Filadelfia no cruzará la pista y muchas otras cosas… Un supuesto no siempre razonable que nos invita a tomar las proyecciones con sensatez y que debe llevar al gobierno a invertir y ahorrar, y dejarse de armar circos aunque la temporada los invite a hacerlo.

Veamos, entonces, más allá de lo evidente.

4 COMENTA AQUÍ !:

Anónimo dijo...

Excelente. No se nada de economia pero te entendi. No pares el proyecto, algo grande puede estar naciendo. - FERNANDO

Germán Terán dijo...

La economía es una ciencia social y como tal su fin es con la persona. Hoy tenemos una economía de cifras gordas, cuentas gigantes y tipos encorbatados planeando "nuestro futuro". Lo que planteas no deja de tener verdad, la cosa es como lograrlo.

Es cierto que eligiendo a Alan dimos un paso en falso, pero fue mejor que meternos a un hueco. Todos armamos nuestra tablita de costo de oportunidad y decidimos por la primera "menos peor" opción.

Veamos de que manera podrás llegar a una solución, y se que quizás es una meta muy grande, esta de vincularnos con nuestra economía, de no sentirla tan alejada. Yo te apoyo, y quizás mis conocimientos de economía son pobres, pero en cuanto a lo social siempre seré de ayuda.

Anónimo dijo...

Interesante acercamiento

Anónimo dijo...

Realmente muy buena tu apreciación pero sobre todo, que hagas algo al respecto para acercar a la economía a nuestra realidad, yo la estudio bueno la verdad recién estoy comenzando y este blog me parece muy útil e interesante y estoy segura que para muchos tambíen, creo que ya diste el paso inicial solo hay que seguir caminando y muchos al lado tuyo... yo me apunto .. FELICITACIONES.. MAITE