Homo economicus: el blog's Fan Box

miércoles, 15 de agosto de 2007

1 COMPUTADORA POR NIÑO

Ésta es la computadora que ha revolucionado las perspectivas de la educación con tecnología. Aunque su precio inicial estimado fue de 100 dólares, $175 parece ser el final. A pesar de ciertas deficiencias, este dispositivo desarrollado por la MIT promete ser una alternativa que les permita dar a los estudiantes de países en desarrollo un salto tremendo.

Grandes disminuciones en el costo de producción han permitido poner a disposición de los estudiantes esta lap top que —para el aprendizaje— posee muchas ventajas sobre las demás. En primer lugar, se encuentra su precio. Es así que ha nacido un programa llamado One Laptop Per Child (OLPC) —una computadora por niño— del cual forma parte, al menos eso dice la página web http://www.olpc.org/, nuestro país. Algo que vale la pena resaltar es que esta computadora no estará a la venta en el mercado, sino que se entregará, como libros, ante iniciativas gubernamentales. Un segundo beneficio es que posee una manivela (la de color amarillo) que permite obtener energía de manera mecánica. Ello representa una ventaja, especialmente para la educación que se realiza en zonas remotas del país. En tercer lugar, es posible una conexión entre computadoras. Además el diseño de la pantalla permite que se pueda leer, a manera de libro, a la luz del sol, a colores o a blanco y negro —si se quiere ahorrar energía— y es a prueba de agua, permitiendo al niño libertad para explorar, jugar y aprender.

Cuidado sin embargo, con algunos aspectos del programa OLPC para los cuales –considero— el Perú no está preparado. Aceptados los beneficios de poseer una lap top para una buena educación, el programa plantea que al niño, de hecho, se le permita llevarse la computadora a casa, para que allí profundice en su aprendizaje. Dado que no existirá un mercado de estas computadoras porque su precio constituiría una amenaza al mercado formal, los ladrones asecharían a los niños con la intención de crear un mercado clandestino. Seamos realistas. Además, este programa está pensado para las zonas de menor desarrollo en nuestros países; es decir, aquellas donde encontramos mayor pobreza (extrema). ¿Resistirán los hogares la tentación de vender una computadora de $175 cuando el hambre los estruja fuertemente?

Más importante aun, los problemas de la educación en nuestro país no se solucionarán solamente con adquisiciones de computadores. Los problemas son históricos, arrastrados desde hace mucho tiempo. Según la prueba PISA (ver gráfico) el Perú se encuentra en el último —ya no penúltimo— lugar en educación en América Latina. La capacitación de maestros y la inversión perenne en infraestructura son puntos urgentes en la agenda, especialmente en aquellas zonas más alejadas de la capital. Considero, no obstante, que la inversión en el programa OLPC representa una buena oportunidad como complemento de una reforma mucho más profunda del sector educación. La inversión en capital humano es lo único que nos podrá ofrecer mayores oportunidades no sólo para el crecimiento sino también para la superación de la desigualdad. La educación, señores, cierra muchas brechas. Otorga activos sociales.

3 COMENTA AQUÍ !:

Anónimo dijo...

Hay tantas opciones para mejorar la educación: es tan abrumador... Curiosamente, no emprendemos ninguna. La educación es vital, pero solemos distraernos en cosas que parecen más relevantes, y que son más de corto plazo. Una buena educación es la mejor herramienta de trabajo que le puedes dar a una persona.

Eduardo Villanueva dijo...

Una breve aclaración: la computadora XO-1 no tiene manivela. Fue una idea al inicio del proyecto pero se la descartó porque resultaba poco práctica por frágil y lenta.

Hay varias alternativas para cargar la batería sin electricidad pero ninguna todavía está claramente implementada.

Ben Solís dijo...

Se agradece el comment de aclaración.