Homo economicus: el blog's Fan Box

viernes, 31 de agosto de 2007

Ni tan de oro

A menudo se hace referencia a la popular frase de Ricardo Palma, el Perú es un mendigo sentado en un banco de oro, como buscando hacernos advertir que somos un país que goza de una gran diversidad de recursos naturales, y que seremos prósperos el día que sepamos sacar provecho de ellos. Efectivamente, poseemos un sinfín de especies animales y vegetales, así como microclimas fascinantes; pero por otro lado, las tierras cultivables y los pastos comunales son de baja calidad. En gran medida, la agricultura se ha desarrollado a pesar de —y no gracias a— la calidad de la tierra cultivable. Así que tan de oro no es el banco. Por otro lado, se creyó largamente que el campesino era ignorante, bruto y obstinado. Una cantidad mayor de realidad y sofisticación en el análisis ha terminado por asignarle dichos calificativos, más bien, a los que antes se atrevían a señalar a los campesinos con altivez.

Más de una vez hemos escuchado que lo más lógico es la especialización: dedícate a algo, perfecciona tus habilidades en esa actividad, hazte competitivo y obtendrás grandes beneficios. Facilísmo, ¿no? Es el discurso tradicional de los que pretenden dar lecciones de comercio. En la sierra peruana, no obstante, ello no sucede. Más bien, exageran en la diversificación: no sólo realizan distintas actividades —agricultura, ganadería, artesanías— sino que dentro de esas mismas actividades también diversifican. En la agricultura, por ejemplo, no sólo siembran papas, sino que poseen pequeñas parcelas de diversos cultivos, en diferentes pisos ecológicos. ¿Qué les pasa? ¡Lo dicho, brutos, brutísimos! Ciertamente no.

Lo que sucede es que la agricultura es una actividad muy riesgosa. Dado que no existe un mercado de seguros y como no están dispuestos a poner en juego su ingreso —que ya de por sí es bajo— los campesinos diversifican. Así, la probabilidad de que una helada, una plaga o cualquier otro evento desfavorable afecte a TODAS sus actividades se minimiza. De hecho, la especialización en un solo producto —a menos que existiera un respaldo— representa una pésima elección. Supongamos que un campesino se dedica a cultivar únicamente yuca. Como no es inusual en la sierra, una helada arrasa con los cultivos. El campesino queda literalmente en medio de la nada. Diversificando, en cambio, perderá los cultivos de yuca, pero podrá salir adelante con los ingresos que perciba por la venta de sus otros cultivos, productos pecuarios y artesanías.

Así, queda claro que el campesino no es bruto; como antiguamente solían pensar los que creyeron haber encontrado la erudición en un libro de texto. El campesino es —más bien— racional de acuerdo a su realidad. ¿Hay que cambiar al campesino para adecuarlo a la teoría? Definitivamente no. Recordemos que la teoría está para servir a la persona, y no viceversa.

La comprensión de la economía campesina representa un reto que espero ir compartiendo con ustedes gradualmente en próximos artículos.

9 COMENTA AQUÍ !:

Tchitoo dijo...

la verdad es que los campensimos, definitivamente, son más inteligentes que los políticos!!
Completamente de acuerdo contigo!!

tchitoo dijo...

weno..q "algunos" políticos

Germán Terán dijo...

Social, política y economicamente el Perú se divide en muchos "Perús". Cada uno racional de acuerdo a su propia realidad.

Somos un grupo de mendigos, todos tratando de sentarse en ese banco de oro.

Hay que armar un mueble, sería lo mas inteligente.

Alberto de Belaunde dijo...

Hola Ben!

Espero que te unas a la causa: http://blogactionday.org/ (tienes que inscribirte).

Anónimo dijo...

Menos mal que te reivindicas con los "quechuahablantes", señor. Me gusta tu blog y te deseo MUCHA suerte! jajaja- Pamela Ravina, amiga de Leticia, acompañante en fiesta de Sandro

Fabrizio V. dijo...

Jürgen Schuldt en su libro "¿somos pobres porque somo ricos?" escribe sobre muchas razones por las cuales la abundancia nos hace pobres. Interesante blog... felicitaciones.

anuk dijo...

interesante tu articulo, hay modelos interesantes sobre este tema en diversificación y economia campesina como de Figueroa, y como los de Carolina Trivelli en lo que respecta al riesgo, credito agrario...

anuk dijo...

En realidad, es cierto cuando dices "El campesino es —más bien— racional de acuerdo a su realidad. ¿Hay que cambiar al campesino para adecuarlo a la teoría?", es penoso que los politicos no se den cuenta de eso...no creo que ALGUNOS desde su sillon de cuero y su escritorio en medio de una oficina enmaderada en Lima, puedan ver lo que es la realidad.
Por eso uno de los requisitos para ser un buen politico es conocer, convivir en medio de la gente tanto en la costa, sierra y selva ya que dentro de la misma region, la situacion es distinta y mas aun a uno se le abriria mas el panorama y el conocimiento si uno viaja al extranjero (no para un viaje de placer, sino ver la REALIDAD).
Tenemos muchos recursos pero no lo sabemos distribuir bien y encima que no la sabemos aprovechar para el bien comun, mas bien nos dejamos y permitimos a otros que usen esos recursos donde lo saben "explotar mejor" (cuando los cambian geneticamente, que deberia ser ilegal cuando los patentan en otros paises). Caramba tenemos un bello pais, con diversos microclimas, regiones, recursos y no lo aprovechamos...por ejm la costa de Chile es arida pero miren como ha salido adelante invirtiendo en riego y desarrollando esa region.
El desarrollo de la agricultura en el Perú ha sido y es muy complicada, tenemos muchos factores limitantes y uno de ellos es la intolerancia, la indiferencia, no sabemos escuchar a esa persona sabia que conoce como funciona, se desarrolla sus recursos,ademas detras de ello existe toda una cultura y una gama de creencias provenientes desde las culturas milenarias (seria bueno si un antropologo profundizara esto, para aprender mas, ya que me atrevo a entrar a un plano poco conocido). No solo es ir a un sitio especifico y sembrar tales cosas con tales medios, ¿pero quien escucha al campesino?? ¿en que epoca del año se siembra, se cultiva, se cosecha? ¿en los dias que sale luna llena, cuarto menguante, etc? ¿funcionara toda la inversion que hizo el estado en la agricultura? creo que se deberia trabajar en conjunto, tanto los politicos, economistas, sociologos, antropologos,y aquellos ingenierios que sean necesarios y los campesinos para poder desarrollar la agricultura...el campesino es sabio, vive en esa tierra donde conoce todos sus secretos y creo que con un buen equipo y apoyo financiero podra surgir...es facil decir todo esto pero creo que se debe empezar a escuchar a los demas e integrarse.

Ben Solís dijo...

Gracias por los comentarios.