Homo economicus: el blog's Fan Box

miércoles, 22 de agosto de 2007

A propósito del primer mes

Días después de la creación de este blog, un estudiante de economía —de otra universidad— me preguntó por qué lo había llamado Homo economicus. Si eso es precisamente lo que se debe evitar, dijo. Iluso. Ciertamente la idea del agente económico ultra-racional que sólo piensa en maximizar el beneficio propio —aunque es discutible— no es precisamente lo ideal. Nadie dijo eso. Pero, en su intento por explicar la realidad, la economía tiene que lidiar con un comportamiento de los agentes que, si bien no son tan egoístas como el plasmado en el Homo economicus, están más cerca de él que del atruismo.

Hoy 22 de agosto, este blog cumple exactamente un mes de creación. Aunque me tomó un par de días comenzar a publicitarlo, y muchos más ir organizándolo y añadiéndole cosas, hoy veo el producto y me siento satisfecho. No por las 1148 visitas, sino por los comentarios recibidos, los cuales han sido en dos sentidos. Unos agradecidos por la simplicidad —en la medida de lo posible—con la que he abordado ciertos temas; otros, fastidiados precisamente por esa simplicidad. Algunos colegas han manifestado que sintieron que muchos artículos se detenían justo cuando comenzaban a ponerse buenos, que faltó quizá profundización y justificación teórica. Pero ese no es el objetivo de este blog. Economía simple y entendible. Ciertamente modelos y teorías —ortodoxas, en su mayoría— subyacen a mis artículos, pero no puedo ponerlos (todavía) de manifiesto con modelos, ecuaciones y gráficos. El reto consiste, por ahora, en simplificar al máximo los postulados y plasmarlos en un texto entretenido, comprensible y matematizado al mínimo; textos capaces de generar discusión e interés. Espero estar lográndolo. El camino es largo y escarpado: afrontémoslo, la gente no (siempre) disfruta de leer economía. Si los términos son complejos o el artículo muy largo, se aburren y buscan videos en YouTube, o cuelgan fotos en el hi5. Por eso la brevedad y simplicidad. Dejo trabajos más elaborados, para discusiones más cerradas, dentro de esta cofradía repleta de jerga y sistemas de ecuaciones que representamos los interesados en las ciencias económicas.

Gracias por pasar periódicamente por aquí, espero que el inicio de clases no detenga la producción de artículos.

3 COMENTA AQUÍ !:

Tchito dijo...

Hola Ben!! felicidades por tu mes en la web!!
Y weno, con respecto a lo que dices al comienzo de este texto...queria añadir la idea de que aun cuando los agentes economicos busquen el beneficio propio, esto puede conducir, a largo plazo, de una manera indirecta, a un bienestar social general (recordando a Gelles y al concepto de libre concurrencia y al de la mano invisible).

En fin, esta muy weno el blog eh!
nos vmos

Ben Solís dijo...

En efecto, el concepto de mano invisible es muy discutible hoy en dia. Sobre todo cuando es tan evidente que los intereses privados (especificamente de las empresas) muchas veces atentan contra el bienestar nacional. Esta situacion se agrava porque poseemos un Estado débil que no es capaz de intervenir donde se le necesita.

Carla dijo...

parece que el inicio de clases ha detenido la producción de artículos .-)