Homo economicus: el blog's Fan Box

domingo, 23 de septiembre de 2007

Ya no estás a mi lado, pero ha crecido el PBI

Usualmente no escribiría de un tema como la extradición de Fujimori —aun cuando acepto su extrema relevancia nacional e incluso internacional— en este blog, que es económico. Ciertamente, nuestro país incurrirá en gastos, quizá habrá protestas que podrían causar problemas a actividades nacionales, pero hay cosas más importantes de las cuales ocuparse en este tema.

Ayer por la tarde, mientras seguía por televisión aquella transmisión circense de la llegada de Fujimori, escuché una declaración que —aunque probablemente compartida por muchos— me sorprendió sobremanera. Un reportero, haciendo tiempo mientras llegaba el helicóptero, le preguntó a una señora qué sentía ante la llegada del ex-mandatario. Yo estoy feliz, señor, el chino ha hecho bastante acá en (nombre del barrio), no sé que otras cosas habrá hecho, pero acá ha hecho bastante y por eso se le quiere, por eso estamos felices de que haya regresado. Quizás alguien debería explicarle a la señora que Fujimori no "ha regresado", sino que prácticamente lo hemos traído de las orejas, a responder ante muy serias acusaciones.

Pero lo más grave es aquella actitud de no-sé-qué-les-habrá-hecho-pero-a-mí-me-dio-mi-casa. Esa actitud no hace más que demostrar lo lejos que estamos de ser una verdadera Nación. Por ratos me da la impresión de que somos sólo un grupo de gente, a la que le tocó vivir dentro de un mismo perímetro, gente que sólo jala agua para su molino y ya. Por ratos me entra el optimismo, y luego se va, y luego regresa... Claro, están los jotitas, Machu Picchu, Juan Diego Flórez, el pisco. ¿Eso es ser un país? En fin...

La gente se olvida de lo que hizo Fujimori, la economía sana, la derrota al terrorismo, dicen algunos fujimoristas. No. Yo no me he olvidado. Y eso que tenía cinco años. Sé que García nos dejó en el caos total. Sé que la inflación era aplastante —también sé que Fujimori mintió en el debate, diciendo que no aplicaría un shock. Sé que las trasnochadas ideas de algunos habían convertido las calles en ríos de sangre, que la penumbra era cosa habitual, y que la inseguridad y el miedo parecían haber llegado para quedarse. Estos problemas, en efecto, fueron derrotados; y el mérito que tuvo Fujimori es muy relativo. No digan que fue FUJIMORI quien derrotó al terrorismo, o FUJIMORI quien controló la inflación. Eso pasó durante la gestión de Fujimori, que no es lo mismo; pero en todo caso se le agradece haber nombrado a las personas idóneas.

Pero —también durante su gestión— hubo numerosos casos de corrupción, de violación a los derechos humanos. En efecto, durante la gestión de Fujimori se pudo haber hecho mucho por nuestra seguridad, por nuestra economía. Indudable. Pero también durante su gestión, un grupo paramilitar —con órdenes expresas— irrumpió en una pollada en Barrios Altos, y asesinó a 15 personas a sangre fría, incluyendo a un niño de 8 años. También durante esta gestión, estudiantes y profesores de la Universidad La Cantuta "desaparecieron". Restos de otros "desaparecidos" fueron incinerados, y sus cenizas esparcidas por el Pentagonito. Por otros lados menos considerados del país, mujeres eran violadas por militares, o grupos enteros de campesinos eran asesinados por algunos miembros de las fuerzas armadas. Regresando a Lima, en una salita, fajos de billetes eran entregados a diversas personalidades por favores, mientras la carga de la pobreza se hacía cada vez más pesada sobre los hombros de muchos peruanos. ¿A cuántos niños podría haberse alimentado adecuadamente con ese dinero? ¿Cuántas vidas podían haberse salvado, si se hubiera invertido en salud?

Queda claro que para ser un verdadero país, debemos comenzar a pensar como uno, a sentir —en la medida de lo posible, claro está— el drama que vivieron y viven tantas personas, como si fuera el nuestro. Ningún crecimiento económico, tan desigual como suele ser en nuestro país, justifica la barbarie desatada en el gobierno de Kenya Fujimori. ¿O a ti te consolaría el haber perdido a un familiar en manos de asesinos sólo porque la inflación está controlada, y el PBI está creciendo? No, ¿verdad?. Eso es ser un país. Hay ciertos vacíos que sólo pueden llenarse (y parcialmente) con la justicia, y no con cifras en azul, aunque algunos (o quizá muchos) no quieran verlo de ese modo.

7 COMENTA AQUÍ !:

Germán Terán dijo...

Es cierto, el chino no ha regresado, lo han traido por pendejo y desgraciado.

Esto marca un precedente muy importante en los D.D.H.H. Por primera vez un presidente es extraditado, puesto bajo manos de la ley y encarcelado.

Muchos somos felices estos días.

Germán Terán
http://germanterans.blogspot.com/ En La Boca De Caperucita Aprista

anuk dijo...

Somos muchas las personas que estamos felices de que por fin fujimori esté en el Perú para dar cara a todas las acusaciones que se le imputa. Me incomodó que la prensa haya hecho de su llegada un circo y ver a carlos raffo defendiendo lo indefendible(como dicen)bajo una lealtad que está lejos de ser por nobles motivos.
Y es verdad que todo gobierno tuvo buenas medidas como malas tambien, unas mas pronunciadas que otras y es cierto que lo bueno de fujimori no podrá compensar las huellas que dejó en los casos de la cantuta y barrios altos (hablando de eso, es muy triste lo que pasó con el monumento el ojo que llora, si los fujimoristas no estan de acuerdo con los cargos que se le imputa a fujimori, deberian respetar el dolor ajeno). Lamentablemente, ha habido gente manipulada por su condicion de pobre que ahora se enceguece y apoyan a fujimori como su heroe porque les ha dado un techo, comida, ropa. En verdad es un hecho penoso que los politicos se agarren de eso para tener voto popular, si en verdad tienen buenas ganas de apoyar deberian crear programas de desarrollo y sacar asi a esas personas de la pobreza pero por sus propios medios.

Gonzalo Aguilar Riva dijo...

Celebro la coincidencia. Es necesario construir la nación peruana. Es necesario castigar a quien mató (o mandó matar) a personas, inocentes o no. Los supuestos logros políticos del fujimorato no tienen absolutamente nada que ver con las responsabilidades judiciales del japonés criminal. Y digo supuestos porque hablamos de la derrota del terrorismo, de tiempos de paz...¿qué paz hay para las familias y los muertos mientras sus ejecutores caminan alegremente por las calles? Por una patria justa, FUJIMORI A LA CÁRCEL!

Anónimo dijo...

me parece una falta de respeto,poner la foto del presidente y detractarlo de esa forma,solo porque en aquel tiempo no tuvo la experiencia y se enfrento a los ricos,la persona que lo hizo se ve que es un resentido social, en vez de aportar a nuestro querido peru, con columnas ricas en cultura, se ve que solo vive del pasado.se ve que eres mas resentido que abimael

Ben Solís dijo...

Aparentemente para el señor Anónimo, dejar un país en las ruinas fue un simple error de juventud. ¿Por qué no se compró Alan García un juego de monopolio para hacer lo que le diera la gana?¡Fue un país lo que tuvo en sus manos! El banner hace alusión a los temas de derechos humanos que aún tiene pendiente el presidente con todos aquellos que tenemos una memoria decente, pero que -en opinión del Sr. Anónimo- "no aportamos a nuestro querido Perú con columnas ricas en cultura", lo cual él parece interpretar como amnesia e impunidad, o probablemente como lamer las zuelas que patearon el trasero de un hombre que tuvo la pésima suerte de cruzarse en el camino del entonces candidato García mientras enarbolaba una banderita (de nuestro querido Perú). Resentimiento, no. Vivir en el pasado, mucho menos. Desgraciadamente los países que no aprenden de su pasado, están condenados a repetir sus errores, y ése es el porqué de estas columnas "tan escasas de cultura". Al que le caiga el guante...

Jorge Estrada dijo...

Concuerdo con mucho de lo expresado por el autor del blog, sin embargo el ensañamiento con Fujimori es notorio, para quienes crecimos en los 80 ,somos concientes que en cuestión de DDHH y corrupción los más grandes vilodares no han tenido el juicio correspondiente, las desapariciones eran pan de todos los días en la dictadura militar y las tácticas de "Tierra Arrasada" de la policía y militares se dieron en todos los gobiernos democráticos de esa decada.
Fujimori debe pagar claro que sí, pero García apenas termine su gobierno debe ser enjuiciado por los mismos delitos, y no permitamos que Morales Bermudez salga airoso de su actual acusasión, y ni hablar de Belaunde que debe ser recordado como el presidente inepto que permitió el crecimiento y consolidación del Terrorismo y con esto perder 10 años de desarrollo y provocar la muerte de decenas de miles de compatriotas.

Enzo Rachi dijo...

El crecimiento economico durante el gobierno de fujimori? Te parece que fue tan grande? Eres un economista. Pudo ser "grande" comparado a la barbaridad de manejo economico a la que nos sometio garcia. Pero, mi estimado, la economia peruana, aun ahora con todo el crecimiento de la era toledo y el del gobierno del epiceno y fofo garcia, sigue siendo una cosa muy chiquita. No hay que perder la perspectiva.