Homo economicus: el blog's Fan Box

martes, 9 de diciembre de 2008

Paquete anticrisis

Así que tenemos paquete anticrisis. Bueno, no están ustedes para saberlo, ni yo para contarlo; pero me permito citar lo que dije en este artículo del 23 de setiembre:

"El astuto MEF ha optado por bajar el gasto público (G). Lo que uno se pregunta ahora es: dada la recesión mundial que está por venir -ok, no faltará quien diga que no habrá tal cosa-, ¿es necesario poner el pie en el freno cuando una baja en las exportaciones lo hará eventualmente? ¿No ocasionaría eso una recesión nacional, pero con ganas?
(...)

Y después de todo, ¿por qué debe contraerse el gasto público? Si en realidad lo que tiene que hacerse es contraer el gasto privado que, al nivel que viene creciendo (por los créditos), ha deteriorado la balanza en cuenta corriente. ¿What? O sea Ripley te ha prestado tanto con su tarjeta que se ha dado el lujo de importar e importar centenares de contenedores con zapatos Newport y poleras OIL COMPANY."

Ya saben lo que sigue...

jueves, 27 de noviembre de 2008

Para pensar

No he tenido tiempo de escribir un post. Y probablemente no lo haga por un par de semanas debido a los exámenes finales. Sin embargo, quiero dejarles una foto que tomé en mi último viaje durante los feriados de la APEC.

Ése es el sistema de salud en Oxapampa. Da mucho que pensar, ¿no?. Y luego que por qué votan por el primer trasnochado que aparece. Y luego que por qué surgen los conflictos.

lunes, 27 de octubre de 2008

¿Reemplazo para el dólar?

Esta noticia ha estado corriendo por internet, gracias a un periodista (Hal Turner), el cual aduce haber sido sacado de la radio gracias a presiones del gobierno norteamericano.


Según este periodista (aquí su testimonio), el Amero sería en un futuro no muy lejano la nueva moneda de una UNIÓN NORTEAMERICANA (EEUU, Canadá y México (?)). La idea central (para no aburrir) es que esperarían el momento en el que los dólares ya no alcancen ni para pagar los intereses de la deuda gringa, y entonces a EEUU no le quedará más que desmonetizar el dólar y lanzar la nueva moneda. Toda la gente que tiene activos denominados en dólares se quedarían en la calle, pues la reconversión de dólares a ameros sería miserable.

La pregunta es, ¿cómo llegó a las manos de este periodista dicha moneda? Esta teoría de la conspiración es alucinante. En este blog se desmiente la noticia, y después de todo cualquiera puede acuñar un par de monedas y salir a decir que descubrió una conspiración.

En todo caso, la idea no deja de ser inquietante... ni del todo descabellada..

miércoles, 15 de octubre de 2008

A ellos (y son reales)

A PROPÓSITO DEL BLOG ACTION DAY

A ti, niño que tienes que caminar kilómetros para llegar a una escuela de material precario, donde estudias con niños de otros grados en un mismo salón. A usted, señora octogenaria que veía a menudo envuelta en mantas, al lado de un carrito de supermercado que le servía para vender golosinas hasta altas horas de la noche. A ti, cobradora del micro que hacía malabares para recabar el pasaje y abrigar a su hija de tres años que viajaba durmiendo en el asiento posterior al del chofer. A usted, señor con probablemente más de 60 años, que tiene que viajar parado y encorvado porque le tocó ser cobrador de combi. A ti, niño que una vez vi cuando regresaba de un campamento, que jugabas con una bolsa de plástico inflada, anudada con un pedazo de pavilo viejo. A todos ustedes, que quizá nunca lean este blog, va dedicado este post.


Las personas mencionadas anteriormente son reales. Me las he topado, y me ha conmovido -de verdad, y sin poses- su situación. Por segundos me pongo en sus zapatos, y valoro realmente lo que tengo. Ya luego, con tantas cosas en la cabeza, se me olvida completamente. Para qué les miento. Eso hasta que me topo con otra persona.

Y por eso el énfasis de este blog en discutir la pobreza: el ser humano como parte central de la economía que es, después de todo, una ciencia social.

Por eso sea quizás que, cuando se armó el cambalache sobre las recientes cifras de superación de la pobreza, publiqué un artículo, cuestionando su rigurosidad. Porque me molesta que se juegue con las expectativas de la gente de manera tan vil. Y la verdad es que, hasta el momento, nadie supo explicarme cómo así el factor de ajuste de la línea de pobreza de año a año fue menor en el 2007, aún con presiones inflacionarias mayores que en años anteriores.

Por eso es también que publiqué The siembra-tu-lechuga mechanism, porque consideré las declaraciones del presidente del BCRP, como diría un comentarista, casi un insulto para los que menos tienen. Y claro, luego salieron comentaristas, a quienes respeto mucho, a acusarme de populista. Aún cuando desde esta humilde y ciertamente eventual tribuna siempre se ha condenado el populismo que parece ser la regla en este gobierno.Populista por pensar en los pobres como objetivo prioritario de las políticas. Por no creer que los pobres dejarán de serlo como añadido del crecimiento económico.

Al buscar el bienestar de los pobres, además, no sólo se les beneficia a ellos. Se beneficia el Perú entero. De más está decir que muchos de los conflictos se originan en aquellas zonas donde el Estado no llega, donde la pobreza golpea. Al ponerlos al principio de la lista, el Estado está haciendo una inversión de largo plazo por el bienestar de los pobres, pero también por la estabilidad del país en su conjunto.

Y ustedes, ¿qué tienen que decir?

lunes, 13 de octubre de 2008

Alan García y la economía

No hay que ser un genio para notar que Alan García no sabe mucho de economía. Pero le gusta hablar. Así lo demuestra el video antes presentado, y así lo demuestran sus última perlas. Ahí les va:

Ok, ya cansé con el tema de la inflación. Sólo recomiendo este post, en el que diversas autoridades y personajes daban sus "opiniones" negando la inflación. En un primer vistazo busqué declaraciones de García y Carranza atribuyéndola únicamente a factores internacionales, pero no lo encontré. Sé que así fue, probablemente lo vi en la tele. Luego vino esto...

18 de julio del 2008
"Culparon al Ministerio de Agricultura de la inflación"
García señaló que el aumento interno de precios proviene de factores internacionales, pero ratificó su confianza en que “el añadido” que puede provenir de la demanda interna será modulada por el BCR, “sin poner en riesgo el crecimiento”.

Y más recientemente, a propósito de la crisis financiera, nótese como el presidente pasa de "el Perú ya está preparado para afrontar la crisis" a "la crisis no afectará al país, porque somos pequeños", y luego a "la crisis ya pasará y todos seremos felices".

17 de setiembre del 2008
"El Perú está preparado para afrontar la crisis mundial, aseguró García"
García aseguró que el Perú está preparado para afrontar cualquier problema externo porque la economía del país es “muy sólida”, con un crecimiento estimado de nueve por ciento en 2008, similar al 2007, y proyectó para el 2009 una expansión entre siete u ocho por ciento.

02 de octubre del 2008
"García reitera que el Perú está libre de la crisis financiera internacional"
El jefe de Estado sostuvo que este “es un problema de los grandes del mundo”.

13 de octubre del 2008
"La economía peruana deberá manejarse con mano dura los próximos meses"
"Nos tocará manejar con mano dura nuestra economía durante unos meses, pero no duden de que en algunos meses, a más tardar en un año tal vez, empezará el relanzamiento mundial”, señaló el mandatario.

El problema, señor Presidente, es que no se puede ser un país abierto y sólo beneficiarse. Sólo obtener los beneficios de los tratados (digamos que sí hay beneficios), pero cuando las cosas se ponen feas decir somos demasiado pequeños como para que nos afecte. Por eso, al ver las caídas de la bolsa, no le quedó más que aceptar que la crisis también está entre nosotros, pero que ya se va. En menos de un año, ha dicho.

Que Dios nos ayude.

martes, 23 de septiembre de 2008

Comenta I: metas de inflación y política fiscal

A propósito de la sobrecarga laboral-académico, inauguro una nueva sección (en realidad es una manera de para dar paso a una mayor participación de comentaristas), la cual tiene además un par de links (se aceptan sugerencias). Se les invita, por supuesto, a comentar...

Metas de Inflación
Como se mencionó en un artículo anterior, el Perú tiene una política de metas explícitas de inflación cuyo objetivo principal es anclar las expectativas para elevar la efectividad de la política monetaria.

En ese aspecto, al menos, la política de metas de inflación ha fracasado recientemente. ¿Un poco apresurado? No. Hace unos años, quizás podría haber sido apresurado decir eso. Como reseño en el artículo mencionado, en los inicios la inflación de referencia era de 2,5 %(+/- 1%) y se buscaba la convergencia al final de cada año. Luego, se estableció una meta más ambiciosa de 2%(+/-1%) y se indicó que la convergencia sería en todos los meses.

Eso, claro, funcionó... hasta que se desató la inflación de alimentos importados y el crédito aumentó de manera desmedida. Entonces, llegaron medidas oportunas (y otras no tanto). Stiglitz indicaría incluso que, por intentar converger a la meta explícita señalada, muchos países emprenderían descabelladas políticas contractivas (véase la siguiente sección). Así que, como todas las modas, la política de metas de inflación fracasó en el Perú. Las expectativas de los diferentes agentes privados están ya por encima de la meta de inflación, al igual que la inflación misma.

Contracción Fiscal
Si no eres economista, no te desanimes por la siguiente ecuación:
Y = C + I + G + X - M ... (1)
(osea producto igual a consumo más inversión más gasto público más exportaciones menos importaciones)

Después de que se negaron a aceptarlo por meeeeeses (no, no, la inflación es meramente importada), es ya un consenso que la inflación es también creada por presiones internas. Presiones inflacionarias por un exceso de demanda (es decir, un lado derecho de la ecuación muy grande). El astuto MEF ha optado por bajar el gasto público (G). Lo que uno se pregunta ahora es: dada la recesión mundial que está por venir -ok, no faltará quien diga que no habrá tal cosa-, ¿es necesario poner el pie en el freno cuando una baja en las exportaciones lo hará eventualmente? ¿No ocasionaría eso una recesión nacional, pero con ganas?

Bueno, aceptemos que sí. Que es necesaria una política fiscal restrictiva. ¿Debe ser necesariamente quitandole presupuesto a las entidades gubernamentales? ¿Debe ser necesariamente contrayendo al Estado? Cabe la posibilidad -digo- de que la política fiscal sea restrictiva, pero expandiendo el sector público: mayor recaudación. Recordemos que si la ecuación (1) se abre, encontraremos por ahí una T. En efecto, podrían elevarse los impuestos -o hacerlos más efectivos y así obtener el mismo efecto. Pero uy, cuidado se espantan los inversionistas, cuidado con la I.

Y después de todo, ¿por qué debe contraerse el gasto público? Si en realidad lo que tiene que hacerse es contraer el gasto privado que, al nivel que viene creciendo, ha deteriorado la balanza en cuenta corriente. ¿What? O sea Ripley te ha prestado tanto con su tarjeta que se ha dado el lujo de importar e importar centenares de contenedores con zapatos Newport y poleras OIL COMPANY.

Lo que debe hacerse, creo, es elevar de manera efectiva la tasa de encaje, y lograr aumentar la tasa de interés real. Siendo que ésta última es igual a la tasa de interés nominal menos la inflación, resulta claro que el esfuerzo debe ser grande para que contrarreste el efecto de la inflación. Contraer el Estado no es la salida, menos ahora que nos abrimos al mundo.

Bueno, les cedo la palabra. Sólo les pido algo, seamos los más simples (no simplistas) posible. No todos los lectores son economistas.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Disclaimers sobre "the siembra-tu-lechuga"

En primer lugar quiero agradecer los comentarios en the siembra-tu-lechuga mechanism. El presente post busca hacer ciertos descargos. Y ahí muere el tema de la anecdótica declaración de Velarde. Luego vendrá un post que abrirá el debate sobre la política monetaria y, específicamente el esquema de metas de inflación. Siguiendo la motivación que dio origen a este blog (si no la sabes, lee esto) buscaré ser simple, mas no simplista.


1. Debo aclarar que, en el post pasado, nunca manifesté mi disconformidad con el esquema mismo de metas de inflación. Sólo disconformidad con las declaraciones de Velarde. Lo que tengo que decir acerca de la política económica viene en la parte II.

2. Primer grupo de frases. “Cuidado con el sarcasmo”, “Que me ponga en los zapatos de un pobre... ese es un argumento facilista y retórico”, “el argumento de ponte en los zapatos de un pobre me parece más que un argumento científico una frase paporreteada”, “aquel argumento que comienza con "los pobres" es justamente ser populista”

Bueno, qué puedo decir. No deja de ser curioso que se critique el "sarcasmo"/"poca rigurosidad" con la que el autor (osea yo) comenta las palabras del banquero central, pero que luego se sea taaaaan benevolente, no con un blogger, ¡no!, sino con el Presidente del Banco Central. ¡Total!Velarde hablaba medio en broma medio en serio sobre lo de plantar hortalizas. Rechazo que se pretendan descalificar mis argumentos por "populistas". Si contra algo se ha peleado desde esta casi desconocida tribuna es contra el populismo (ver posts). Evidenciar la situación crítica de los pobres, frente al empeoramiento de una variable que es -o debería- ser el único objetivo del BCRP no es populista. Tampoco mis comentarios son carentes de rigurosidad académica. Que quede claro.

"Algunos dicen que con escuchar ese tipo de comentario ya uno se da cuenta de su capacidad de gestión”

Que quede claro que yo no estoy dentro de ellos, especialmente para quienes me acusan de no ser académicamente riguroso. Además, queda claro que, TODAVÍA, no estamos discutiendo la política de metas, y que un banquero central debe pensar bien lo que dice. Cuando el profesor Dancourt, entonces banquero central encargado, me enseñó macro 1, comentó que muchas veces los periodistas intentaban jalarle la lengua, pero que él se mantenía prudente. Y sí, entendía la importancia de la prudencia en una autoridad, que puede estar enviando señales (que impactan en las expectativas) aún cuando no lo quiera. En ese sentido, si te dicen que te pongas a sembrar hortalizas (y te sientes a verlas crecer) el banquero no está precisamente colaborando a anclar las expectativas de inflación. ¿O sí? Tampoco, al margen de las medidas de política que se discutirán después, está contribuyendo a construir una imagen de seriedad de la institución. ¿O sí?

“Velarde tiene razón, obviamente en sentido figurado” El diccionario RAE define figurativo como "representación o figura de otra cosa". ¿Cómo puede ser siembra-tus-hortalizas una frase figurativa?¿Figurativa de qué?


4. Con respecto a que el desempeño macroeconómico se ha deslucido, me reafirmo. Quizás a la hora del ALC-UE, todos resaltaban nuestro casi-asiático crecimiento, y nuestra inflación (que entonces era la segunda más baja de América Latina), el otorgamiento del grado de inversión, incluso la “reducción de pobres". Pero la verdad de las cosas, es que al ciudadano de a pie no le importa los resultados comparados. Le importan los absolutos. Y aquí las cosas –¡¡los alimentos!!—están caros. Mucho más caros. Y eso, señores, ha tenido efecto en la aprobación del presidente. Y el que no me cree, pues observe la última encuesta de IPSOS-Apoyo. Esta encuesta ratifica que, aunque muchos economistas se frotan los ojos, pues no entienden tanto crecimiento con tan baja inflación, el ciudadano promedio desaprueba la gestión de García (75%), debido a la subida de los precios (63%). OK, el desempeño es relativamente (y aquí la palabra clave es RELATIVAMENTE) bueno (qué tanto puede sostenerse, lo discutimos después) pero está deslucido a ojos del pueblo peruano.

5. Realmente citable: "Es cierto que la inflación afecta más los pobres, pero no es por, como ben dice, el aumento de los precios; sino porque los pobres no tienen cómo sustituir esos alimentos IMPORTADOS por alimentos alternativos"

La inflación afecta a los más pobres, y sí es por el aumento en los precios de los alimentos. Y porque ellos destinan casi la integridad de sus ingresos a comprar comida. Evidentemente, la razón detrás del malestar es la inelasticidad (después de todo, si los bienes fueran tuvieran sustitutos perfectos, los incrementos en precios no importarían, cero efecto-ingreso...). Para mayor información, se pone de referencia las recientes encuestas antes mencionadas.

El espacio queda corto. Les agradezco, nuevamente, a todos el tiempo que se toman en visitar este blog, haciéndolo el espacio de discusión alturada en el que se ha convertido.

(Debido a una sobrecarga academico-laboral, recién durante el PRÓXIMO fin de semana me encargaré del tan exigido post sobre la política de metas explícitas de inflación; y revisaré los comentarios, si es que los hubiera. Hasta entonces.)

martes, 2 de septiembre de 2008

Chile nos llama "boom latinoamericano"

Tampoco es LA noticia. En la revista DOMINGO de El Mercurio, Chile le hace un extenso reportaje a los booms (literario, musical, gastronómico, productivo, inflacionario, creativo, etc.) que son parte de la historia reciente de nuestro país.


Este es el texto introductorio:
"Nuestro vecino vive un momento único: su economía crece casi 10 por ciento anual, sus exportaciones se disparan, la prensa internacional alaba a sus nuevos escritores, las revistas de viajes recomiendan sus encantos, desde el salvaje Amazonas hasta la refinada nueva gastronomía limeña. Por eso fuimos hasta allá. Para descubrir cómo viven los peruanos su minuto de gloria." (las negritas son mías)

El artículo completo aquí.

lunes, 1 de septiembre de 2008

The siembra-tu-lechuga mechanism

MÁS DE LA INFLACIÓN
Lamento haberme ausentado por tantas semanas, pero lo que están a punto de leer realmente ameritaba hacerse un tiempo para postear.

Ya decía yo desde hace unos meses, que la inflación sería la vedette del año. Que, en mi opinión, se han tomado medidas un tanto desesperadas como la baja de aranceles, y la venta de pescado a sol en Semana Santa. Que García y los ministros han hablado de y tratado a la inflación cuando les ha dado la gana, y sin mayor sustento técnico. Y, por último, que todo ello era inadecuado, pero que "bueno, al fin y al cabo muestran la (desgraciadamente) inherente parte político-populista que campea en la manera de gobernar del aprismo.

Sin más que decir, procedo a citar al diario El Comercio:

"Hay que llamar la atención sobre las recientes declaraciones del presidente del Banco Central de Reserva, Julio Velarde, quien, entre otras cosas, pidió a los ciudadanos más pobres sembrar hortalizas en los techos de sus casas para encarar la inflación"

Bueno, qué se puede decir. Del mecanismo de metas de inflación al mecanismo de siembra-tu-lechuga hay una gran diferencia. Quizás deba ser tan generoso, como lo es el Comercio, y llamar a dichas declaraciones un "traspié verbal"; pero siendo Julio Velarde quien es, y teniendo el cargo que tiene, pues no deja de ser desconcertante y en gran medida preocupante.

¿Qué tanta cosa con la inflación?
¿Por qué hablamos tanto de la inflación? A mi parecer, por dos motivos principalmente. En primer lugar, porque ha comenzado a deslucir el desempeño macroeconómico de nuestro país. Que la inflación esté controlada no es noticia, que la inflación se salga del rango meta que el mismo Banco Central se pone sí lo es. Tampoco es que la inflación esté en los dos dígitos, pero el Gobierno se pronuncia tanto acerca de ella pues comprende que su imagen se ve dañada.

El segundo motivo es que la inflación es, digamos, el impuesto más desigual de todos. Los precios suben para todos; y con las características que tiene la inflación que padecemos actualmente (una inflación básicamente de alimentos de primera necesidad) son los pobres quienes se ven más perjudicados. Esto trae descontento social y ya no son sólo las cifras las que son feas, sino también la situación real de la gente. La inflación contribuye, entonces, a profundizar las desigualdades de nuestro país. Y digamos que la realidad peruana no está para eso; sino -más bien- para todo lo contrario.

¿A sembrar hortalizas?
Y ¿por qué son preocupantes las declaraciones de Velarde? Porque hasta un estudiante de introducción a la macroeconomía puede dar una mejor respuesta. No estoy desestimando su gestión. No estoy diciendo que no esté preparado para el cargo. Simplemente estoy diciendo que el mecanismo de siembra-tu-lechuga no sirve. No es viable y, además, no es ni serio ni (lo más importante) técnico. Aquí y en la China, un presidente del BCR debe tener cautela con sus declaraciones.

¿Será que Velarde cree en la falacia de la composición? Y sabe que quizás si una persona siembra sus hortalizas no pasará nada con el nivel de precios, pero quizás si tooooodos sembramos hortalizas, algo pasará con los precios (1). Quizás acaba de inventar un nuevo mecanismo para combatir la inflación que saldrá en los libros de texto, uno superior al inflation-targeting mechanism: el siembra-tu-lechuga mechanism. Soberbio...

__________________________________________________________
(1) Es broma (no debería aclararlo, pero bueno). Si todos nos pusieramos a sembrar hortalizas, incurriríamos en numerosos costos de transacción, y ocuparíamos tiempo en algo en lo que no estamos especializados. Las pérdidas serían cuantiosas. Todo para comer una ensalada.

viernes, 25 de julio de 2008

A propósito de las Fiestas Patrias

Y como para no quedarse atrás, procedo al breve comentario. No sé el porqué de la alharaca. Es, ciertamente, un penoso espectáculo ver a Ántero Florez-Araoz -recicladísimo él- sustentando por qué una calata (Leisy Suárez) sentada en una bandera es una ofensa para el país. Como si no lo fueran los corruptos del Gobierno, los desaciertos, las irresponsabilidades, la impunidad y -como ya sabemos, hastiados- aquí viene un largo etcétera. Una cosa no quita lo otro, dirán algunos.

Pero, como mejor lo dice César Hildebrandt -con las exageraciones que lo caracterizan- lo cito: "El problema no es que alguien se siente sobre la bandera. El problema es en qué trapo escenográfico han convertido los que nos gobiernan la bandera que alguna vez inspirara tanto respeto". Y fin.

Así que más respeto por el país generará el Ministro cuando se ocupe de las cosas realmente importantes y que justifique su sueldo. Porque, claro, supongo que pretendió tener presencia mediática. Un aquí-estoy-yo, yo-también-soy-ministro. Pero no, para eso, que mejor se quede callado. Así algunos ingenuos dirán, trabaja pero en silencio. Verlo discutir con Rosa María Palacios -y practicamente arrancharle una caricatura de las manos, piconísimo él- nos demuestra que no sólo no trabaja, sino que además ocupa su tiempo en una gran -GRAN- estupidez.

Y ya que se vienen Fiestas Patrias, y está de moda esto de los símbolos de la Patria. Qué mejor que mostrar esta obra de arte (de NILTON OLIVERA), que satiriza nuestro sacrosanto Escudo Nacional, y lo acerca a nuestra realidad.

(la imagen dejó de estar disponible) SE BUSCA :(
Lo que más debería llamarnos la atención es la escena inferior de la cornuscopia. Ahí está nuestra riqueza, de la cual una gran parte de la población se ve excluida. Irreverencia no faltosa. Insuperable. Felices Fiestas Patrias.

jueves, 24 de julio de 2008

Las Becas Haya de la Torre

Para nadie es un secreto que los políticos buscan maximizar su rédito político y (ya en el caso peruano, algunos -para no generalizar, ja- lo hacen también con el beneficio económico personal). Y ello sujeto a
i) las restricciones presupuestarias que tengan, y
ii) lo socialmente aceptable.

Es decir, buscan maximizar su popularidad -aunque digan que no les importan las encuestas, y aunque muchas veces ser popular no sea sinónimo de llevar a cabo una buena gestión- teniendo como restricciones el presupuesto que se les otorga y, muchas veces cuánto están dispuesto a ceder las masas. Esto último significa que los políticos, como agentes económicos, podrán disponer del dinero, incluso para los que gustan de -casualmente- deslizar los recursos a sus propios bolsillos o los de sus conocidos, hasta que el pueblo lo considere escandaloso y se les venga encima.

Sabemos que está mal (la parte de maximizar los beneficios económicos, más que todo). Sabemos que debe cambiarse. Pero ese no es el objetivo del artículo.

Más bien, este es un sólo un llamado de atención. ¿Por qué el gobierno de turno debe llenar no sólo las instituciones públicas con sus partidarios, sino además con referentes "históricos" de su propio partido?

Revisando la página del Ministerio de Educación veo:

“BECAS HAYA DE LA TORRE”
MARCO NORMATIVO

El Decreto Supremo Nº 008-2007ED señala que: “Es deber del Estado promover el desarrollo científico y tecnológico del país y facilitar el acceso a los estudios de Maestría para los jóvenes profesionales con el mayor rendimiento académico acreditado y de escasos recursos económicos. Para tal efecto se considera conveniente la creación de una beca concursable que permita profundizar y perfeccionar sus estudios universitarios en materias científicas y tecnológicas consideradas prioritarias para el desarrollo del país”.
Y digo yo. Ya sabemos que a los apristas les gusta ponerle a todo el nombre o la imagen de su mentor (sino veáse este microprograma de Marco Sifuentes en utero.tv), pero ¿no es ya un poco mucho?
Y lo más rochoso, claro, es que la imagen de Haya de La Torre no siempre ha sido puesta en ¿logros? del aprismo. Para muestra, véase cómo su rostro quedó impreso en la mayor verguenza de la historia de la economía nacional: LA HIPERINFLACIÓN. Ahí esta él, al lado de la cifra de 50,000 (CINCUENTA MIL, en letras por si fuera poco) intis. Palmas.

No faltará quien diga que Haya de la Torre fue un político ilustre, y que merece .... bla bla bla....

martes, 22 de julio de 2008

Hace exactamente un año...

Hace un año me embarqué en este proyecto. Fomentar un espacio de discusión sobre economía, entendible por todos, buscando reconciliarla con lo que intenta explicar: la realidad. A continuación una lista (con sus respectivos links) sobre los artículos que más comentarios recibieron en este primer año de Homo economicus.

Uno de los primeros artículos, Tras bambalinas de nuestras economías, intentó esbozar de algunos conceptos usados a menudo en la jerga económica. Luego de ello, vino un primer artículo -muy optimista en ese entonces- sobre el TLC. Pero como todos nos informamos más, y nos hacemos más realistas -pesimistas dirían algunos-, posteriores artículos se encargaron de aclarar algunos asuntos no tan maravillosos, por ejemplo el de las medicinas.

Uno de los artículos de los más espontáneos que ha habido en este año, fue Aventuras de un Homo economicus en Vermont, artículo que recogió brevemente algunas de mis vivencias cuando -ilusamente- me trepé en un avión para ganar algunos dólares, y algunos intangibles, en Estados Unidos.

En Setiembre, la llegada del ex-presidente Fujimori -más bien la cantaleta de que Fujimori era inocente porque salvó al Perú del caos- me llevó a escribir un artículo que recibió cierto rebote. Posteriormente, el 13 de octubre, como parte de esa gran iniciativa bloggera llamada BLOG ACTION DAY (Día de acción bloggera), llegó un artículo que ver la problemática del clima desde un punto de vista económico.

En diciembre, una noticia nos dejó a muchos consternados. Los supermercados Wong y METRO fueron vendidos al CENCOSUD, grupo chileno. A raíz de dicho aconticimiento, surgió un artículo titulado La no tan tirante relación comercial Perú-Chile, el cual suscitó diversos comentarios, al igual que su segunda parte.

El 2008 comenzó con algunas alucinaciones medio raras, como la de El Mercado de la Religión y un juego llamado The economy, stupid! que intenta replicar el manejo de la economía de un país. Recomendable.

Cuando el Ministerio del Medio Ambiente era un proyecto -meses después sería creado al caballazo- este blog contó con artículo, llamado MMA: ¿puntada sin hilo?, que analizaba el proyecto de ley y que señalaba un par de deficiencias, las cuales -dicho sea de paso- no fueron nunca corregidas. Y en esas seguimos...

A partir de la última semana de enero, se emitió una serie de artículos llamados Cuando las predicciones fallan; y se enfocaron en tres variables económicas: la inflación, el tipo de cambio y el PBI. De otro lado, sin duda, cierto hastío pudo percibirse en mis palabras, cuando -cansado de la actitud del actual Gobierno- escribí Populismo y Anchovetas.

A fines de marzo, un artículo sobre mi Universidad (la PUCP) generó una considerable cantidad de comentarios y correos. Generó, en realidad, mucho más de lo que se vio. Pero así son las cosas, y así soy yo, quejón como nadie.

Sin duda, la vedette del año ha sido la inflación. Y por ello, surgió Inflación, aranceles y Ab-King Pro, un artículo que buscaba comentar las extrañas medidas del ahora ex ministro de economía Luis Carranza que buscaba controlar las presiones inflacionarias mediante el uso de variables de política comercial.

Finalmente, a propósito del anuncio de la reducción drástica del número de pobres en nuestro país, se originó Los pobres que no son pobres, artículo que suscitó un interesante debate, incluyendo comentarios del profeor Javier Kapsoli.

Y eso fue el primer año. Espero que vengan más. Quizás no pueda ya escribir tan seguido. Pero prometo tratar de elevar la calidad de los artículos. Eso siempre se puede hacer. Sepan que aprecio mucho sus comentarios. Un saludo cordial para todos.

domingo, 13 de julio de 2008

Este 22 de julio...

No estarán ustedes para saberlo -ni yo para contarlo- pero este 22 de julio este humilde blog cumple 1 año. Actualmente me encuentro recuperándome de los mini derrames cerebrales producto de los finales. Así que me tomaré unos días de descanso. Pero el 22 de julio prometo renovar Homo economicus. Edición de aniversario, que le dicen. Un saludo a los tres gatos que me leen. ----Ben------

miércoles, 18 de junio de 2008

El auge de la construcción

8 PREGUNTAS POR RESPONDER

Si a estas alturas no lo has notado, una de tres: o no sales a la calle, o eres distraído, o no lees el periódico. Los extra ordinarios --asiáticos, se deleita en calificar el presidente García-- crecimientos en la actividad económica vienen liderados por el sector de la construcción.

Algunas autoridades se han apresurado en decir que, incluso, la mayor construcción --y mayores inversiones-- se están dando en zonas históricamente relegadas. En zonas pujantes que hoy comienzan a recibir por primera vez en su historia centros comerciales, supermercados y tiendas por departamentos. Que el proceso de descentralización ha comenzado. Agárrate Chile. Agárrate Estados Unidos. Yo me pregunto, ¿no será consecuencia inevitable --y por cierto medio tardía-- que las regiones experimenten inversiones luego de tantos años de sostenido crecimiento? (1)

O, lo que es casi lo mismo preguntar, ¿realmente existe descentralización o es un crecimiento generalizado que de taquito --y no a todas, basta ver las protestas y el descontento al interior del país-- está beneficiando a las regiones?(2)

Porque, ya que estamos en esas, ¿han visto la cantidad de departamentos y condominios que últimamente se están cosntruyendo en Lima? Mucha descentralización allí no hay. Por el contrario, las zonas más céntricas de Jesús María, San Miguel, Miraflores y San Isidro están llenas de construcciones a medio hacer con casetas de ventas de pequeños pero decentes departamentos --algunos más decentes que otros. Y claro, luego habrá que considerar que las ciudades serán cada vez más hacinadas. ¿Eso ya se consideró?(3) Porque lo que se ve es que la ciudad (Lima) no crece para los extremos (aunque vale la pena resaltar el caso de los conos, que van en contra de la tendencia descrita), sino que las calles ya existentes se van ampliando, aumentando carriles, reduciendo áreas verdes, haciéndo by-passes. ¿Se ha analizado el impacto de ello?(4) Y si la ciudad comienza a crecer "para arriba", se volverá (más) fría y más oscura. Me ha pasado a mí, que caminando entre Salavaerry y Javier Prado me he muerto de frío y me he visto envuelto en la penumbra, y tras cruzar la Javier Prado, donde sólo parecían haber casas de máximo dos pisos, de pronto el ambiente se volvió cálido y soleado.

Además, con el eficiente sistema de recojo de basura (para los que leen de otras partes del mundo: no hay depósitos vecinales de basura, sino que cada uno deja sus bolsitas en la mera calle, bolsitas que terminan hechas un despanzurre porque los recicladores ambulantes las cercenan en busca de cartones y latas) todos los que tendrán su departamentito en el futuro dejarán religiosamente sus bolsitas hediondas a las 9 de la noche en plena calle. ¿Ya pensaron en eso no?(5) Y claro, cada uno de los que tendrán su departamento sabe que tendrá cochera, por tanto, necesita --¡necesita!-- comprarse un carro. Con un parque automotor creciente y que está a punto de hacer colapsar el sistema, con nuestros niveles de contaminación... ¿eso ya se pensó, no?(6) O aún más ingenuo yo, ¿ya estamos pensando como diseñar y articular un sistema de transporte público digno de la capital de un país que crece al 8% anual, no? (7).

Y finalmente, ya es por todos conocido que Lima enfrenta --desde ahora-- problemas con el agua. La continuidad --entiéndase como número de horas al día en las que se cuenta con el servicio de agua-- se ha visto mermada, especialmente en algunas épocas y zonas, durante los últimos meses. Con todo lo que sabemos, que sea Lima la que continúa creciendo muy por encima de las otras regiones, ¿no es un despropósito? (8)

Ajá. El auge de la construcción...

viernes, 30 de mayo de 2008

¿Los pobres que no son pobres?

A PROPÓSITO DEL ANUNCIO DE LA REDUCCIÓN DE LA POBREZA EN EL PERÚ

Después de tanto cambalache, me animo a escribir algunos alcances sobre el debate que ha surgido acerca de la “reducción de los pobres” en el 2007. Se aceptan todos los comentarios y los aportes que nos ayuden a dilucidar qué está pasando.

Primero, un floro que puedes saltarte si ya te lo sabes. El enfoque que ha utilizado el INEI es el monetario absoluto y objetivo de la pobreza. Bajo este enfoque se considera pobre a todo aquel cuyo gasto per cápita no supera el umbral de la línea de pobreza, el cual es una cantidad de dinero que le permite satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias.

Es pobreza monetaria, porque sólo considera esa dimensión. Es decir, podría ser que un hogar en la Sierra cumpla con tener el dinero que lo sitúa por encima de la línea de pobreza y que el jefe de la familia se lo gaste todo en tomar con sus compadres, o que poco de eso se utilice para la educación y alimentación de los niños, sino más bien en el pago de fiestas patronales. Podría ser. No digo que sea así. Sin embargo es importante mencionar que se han incluido otros modos de adquisición como son: el autosuministro y autoconsumo, el pago en especies, y las donaciones públicas y privadas. Osease, nadie te va a pedir que tengas 3 soles para comprar tubérculos si... tú mismo los produces y los comes. O si te pagan con aceite, o si te lo regalan... (¿estás pensando lo mismo que yo? Sigue leyendo...)

Es pobreza objetiva, porque no se le pregunta a la población si considera que es pobre. Como rara vez uno está satisfecho y sabe que siempre podría estar mejor, este enfoque tendería a sobredimensionar la pobreza. Por el contrario, se fija un valor monetario objetivo (línea de pobreza). Por ello mismo, también se dice que es pobreza absoluta. Porque se mide respecto al valor de la línea que no considera la distribución relativa del bienestar de los hogares: no se compara la riqueza de unos hogares relativa a la de otros. Nuestras enormes brechas, indicadores de desigualdad, nos dejarían pésimamente parados.

LINEA DE POBREZA
Veamos que nos dice el INEI:

En el año 2007 el valor de la línea de pobreza total, que representa el costo de una canasta mínima alimentaria y no alimentaria, ascendió a S/. 229,4 nuevos soles por persona, este valor significa una variación de 1,5% respecto al valor del año 2006, que fue S/. 226,0 nuevos soles. La línea de pobreza extrema que comprende el costo de la canasta mínima alimentaria, en el año 2007 se valorizó en S/. 121,2 nuevos soles por persona, representando una variación de 1,6% con relación al costo de la canasta del año 2006 que fue de S/. 119,3 nuevos soles por persona”

Pero los que estudiamos economía —y, en la práctica, también los que no lo hacen— sabemos que lo que importa no son las variables nominales, sino las reales. El dinero es importante no por el monto, sino por el poder adquisitivo que asociado. Qué tanto puede comprarse con él (de eso el Presidente García nos dio una magistral lección en su anterior gobierno, ¿recuerdan?) Y para ello es crucial fijarse en el nivel de precios.

La línea de pobreza se va ajustando año a año. Aumentó su valor en 3% para el 2005, en 1.7% para el 2006 y SÓLO en 1.5% para el 2007. ¿Por qué? ¿Por qué si este año se ha destacado por haber tenido una inflación por encima del rango meta? Y no cualquier tipo de inflación, sino una que —como lo acepta el BCRP— se encuentra mayormente en los alimentos. Es decir, una inflación que nos llega a todos —y que afecta mucho más a los más pobres porque los alimentos representan una mayor parte de su gasto en consumo. Si subió el pollo, si ha subido el aceite, si ha subido los precio de tantos alimentos, ¿cómo así S/. 230 en el 2007 son un indicador de pobreza análogo —o incluso más riguroso, dice el Gobierno— que S/. 226 del 2006?

¿Recuerdan aquello de “se han incluido otros modos de adquisición como son: el autosuministro y autoconsumo, el pago en especies, y las donaciones públicas y privadas”? Bueno, aquí viene otra reflexión. ¿Será que el apoyo enfático al programa Juntos -nadie dice que éste sea malo, si se administra correctamente- y hasta el reparto apresurado y de madrugada de las bolsas de apoyo alimentario están buscando que para el 2008 el Presidente salga a anunciar que la pobreza ya está en 3o%?

Qué será, qué será…
(continuará… cuando haya tiempo)

miércoles, 14 de mayo de 2008

Inflación, aranceles y Ab-King Pro

El Ab-King Pro es un aparatejo que, este iluso escribidor, compró hace algunos meses con la esperanza de reducir sus medidas abdominales de manera rápida y sin esfuerzo. Para lo que cuesta, más vale que sirva, dije. Sólo se requieren 3 minutos diarios, decía el infomercial. La gracia me duró poco, y luego de un par de meses, abandoné la rutina sin ningún tipo de resultados.
(...)
Ya a estas alturas del año, nos queda claro que, de las variables económicas, la inflación es sin dudas la vedette del año. Es decir, tampoco ha alcanzado niveles estratosféricos; pero que se salga de la banda establecida por el mismo Banco Central y, que sea durante el Gobierno de un presidente con un precedente como el que tiene García, ha puesto nerviosos a más de uno.

Nerviosismo que no sólo se mostró en el ciudadano común -las expectativas de inflación son crecientes, y por fuera del rango meta; es decir, el esquema de metas de inflación ha fracasado- sino también en más de un político: Del Castillo y Rey vendiendo pescado a sol y persiguiendo "especuladores", o Carranza anunciando la disminución de aranceles. De lo primero ya me he ocupado aquí, así que veamos lo correspondiente a la segunda medida.

En efecto, los aranceles -y también el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC)- se redujeron. ¿Qué es un arancel? Son los impuestos que se cobran a las importaciones, es decir a productos extranjeros que quieren ser vendidos en territorio nacional. Ante la inflación atemorizante, ¿cuál es el mecanismo que explica que una reducción en los aranceles hace que la inflación se reduzca? Es decir, podría ser que esa reducción de impuestos se tradujera en menores precios, así como podría ser que todos los importadores se apropiaran de los excedentes, y la tendencia de los precios se vea inalterada. Dados los incentivos en el mercado, ¿por qué habrían de bajar los precios?

Lo cierto es que -como puede verse en el gráfico anterior- el dólar siguió su tendencia a la baja (la reciente subida se debe a la elevación de encajes) y la inflación continuó incrementándose. Las importaciones se incrementaron y, con aranceles bajos, el Perú perdió recaudación tributaria y ganó un futuro poder de negociación bajo en tratados internacionales (lo atractivo de un TLC con algún socio es que bajen sus aranceles, pero ¿qué poder de negociación, a parte de tolerarlo todo con tal de que inviertan aquí, tenemos si nuestros aranceles son ya rebajados?).

El mismo ministro Carranza dijo que "Si no surte efecto (la reducción de aranceles), presento mi carta de renuncia". Pero Carranza sigue siendo ministro de economía. ¿Cuál es la explicación?Pues, dicen, que GRACIAS A LA REDUCCIÓN DE ARANCELES LA INFLACIÓN NO SE INCREMENTÓ A 6%, SINO SOLO A 5,5%. ¿Y cómo probar eso?

Después de dos meses de utilizar el Ab-King Pro, miré mis abdominales y dije: ¿será que el Ab-King Pro es una estafa y no sirve para nada? ¿O será tal vez que, de no haber hecho abdominales esos meses, dicha zona estaría ahora más protuberante?

Supongo que tanto las desesperadas medidas del ministro como mi persistente adiposidad abdominal son misterios sin resolver. Eso hasta que llegue un análisis de descomposición de varianza (para el caso de la inflación, claro está).

domingo, 11 de mayo de 2008

Is Tongo lying?

Bueno, no se me ocurría ningún tema sobre el cual escribir. Algo de económico debe tener. La foto de Tongo sí está de más.

Tongo no miente. La tarifa por una llamada de un teléfono público de Telefónica a uno fijo es efectivamente 40% más barata que las tarifa regular de los operadores móviles. Y la clave en esto es la palabra regular. Una palabra que, claro, no se dice; sino que se hace pasar rápidamente en una marquesina en la parte inferior de la pantalla. Marquesina que uno no ve, porque está muy concentrado en escuchar cómo exprime una pituca a Tongo, o en el frenético baile en el cual sus más mofletudos colgajos se balancean debajo de un traje sicodélico. Buena estrategia.

El punto es que existen tarifas promocionales que permiten que se pueda llamar de un celular a un teléfono fijo a menor tarifa. Movistar lo hizo hace un tiempo con unos planes en los cuales podía uno duarse con 2 teléfonos moviles y uno fijo (si no me equivoco). Y creo que hasta Claro hizo algo parecido.

¿Por qué está Telefónica tan interesada en que los consumidores se vuelquen a los teléfonos públicos? Aparentemente por la proliferación de aquellos estridentes enchalecados que ofrecen llamadas a celulares a 50 centavos el minuto. Personajes que han resultado de no haber considerado en su política de planes tarifarios al ingenio peruano. A ese capaz de establecer locutorios ambulantes.

Y claro, ahora que las ventas por llamadas a celulares deben haber caído dramáticamente (sin nada que poder hacer, pues los famosos enchalecados tienen ya unos planes que no se les puede quitar), no queda más que decirle a la gente que POR FAVOR usen los teléfonos públicos. Ya están instalados (costos hundidos), así que algún uso hay que darles. Difícilmente los teléfonos públicos podrán ofrecen tarifas tan bajas como las de los vendedores al paso. Las mismísimas empresas de teléfonía móvil (Claro)ofrecen el mismo precio pero -hay que ver las letras pequeñas- con un costo de inscripción de 5 soles.

Moraleja: lean las letras pequeñas. Y, si tienen planes celulares que favorecen las llamadas a teléfonos fijos, úsenlos. Tongo is not lying, he's just not telling all the truth.

Es más, ahora ha salido un comercial de Tongo Nieves, en el cual se anuncia esta vez que la tarifa a celulares de otra compañía (Claro) desde un teléfono público es también más barata. Cierto. A otra compañía. Porque llamar de un Movistar a otro Movistar es evidentemente más barato que llamar de teléfono público a Movistar. ¿Y qué es más barato que ambas opciones? Pagarle cincuenta céntimos a cualquier enchalecado a la vuelta de la esquina. De seguro encuentras más enchalecados que teléfonos públicos. Y no, no se tragarán tu moneda.

Uno se pregunta, ¿entiende el público realmente el mensaje de estos comerciales?; pero -más importante aún- ¿qué rayos hace un teléfono público en el bosque de Tongo Nieves?

viernes, 25 de abril de 2008

Cuando te imaginabas el 2007, ¿te soñabas recibiendo tanta plata?

La Universidad de San Martín de Porres no piensa en pequeño.

Sorprendido por la facilidad para obtener información (utero.tv) obtuve la siguiente correspondiente a las compras de servicios que ha realizado el Estado a ciertas universidades. Los resultados son para el trienio 2005-2007 (ya que aun no se ha cerrado el 2008) :

Si algo es claro es que, de las cuatro universidades mostradas en el gráfico, la única que presenta una tendencia creciente del 2005 al 2006 es la Universidad San Martín de Porres. El resto (un caso en extremo evidente es la UNI) cae en picada. Luego, entre el 2006 y el 2007, la UNI continuó de malas, mientras que la San Martín seguía creciendo, muy por encima del promedio de las otras mencionadas...

Ahora, un tema importante es la escala del gráfico. Algunos podrán pensar que estoy exagerando. Fíjense que la escala va de 500 mil en 500 mil.

Atenúa la magnitud de las variaciones la (literalmente) millonaria cantidad que recibía la UNI en el 2005. Por eso también he omitido en el gráfico a la PUCP, la cual viene duplicando sus millonarias ventas al Estado año a año*. Pero, en aras de la transparencia, aquí va el cuadro con la información de las 5 universidades que alcancé a revisar, y un gráfico que hace más claras las cosas:
Conclusión: a partir del 2006, el Estado dejó de adquirir servicios a ciertas universidades (otras como la Católica continuaron incrementando sus ventas) pero curiosamente no a la Universidad San Martín . Todo lo contrario: en el 2006, el santo les hizo el milagro porque de S/. 69.791 pasaron a facturar S/. 257.062; es decir, un incremento del 374%. Para el 2007, el año estrella sin duda, la Universidad San Martín facturó S/.1.023.245. En pocas palabras, en el 2007 dicha Universidad brindó servicios al Estado por casi 15 veces el monto del 2005.

Esta no es una acusación de nada. Aún hace falta desarrollar el gasto por partidas desagregadas. Eso, si me da el tiempo, viene en los siguientes días. Quién sabe y encontremos que este extraordinario incremento es algo estacional o fortuito. Quizás producto de medidas necesarias. Quizás sea resultado del convincente comercial de la USMP. Es claro que no corresponde a un "chorreo" (no usen ese término) de dinero a todas las universidades, pues como hemos visto la mayoría evidencia una tendencia decreciente.

En fin. Sólo digo que es curioso que esta Universidad que cobijó al actual presidente otorgándole la cátedra de un curso (nada menos que de GOBERNABILIDAD), casa del ministro Chang, haya presentado esa inusual tendencia. Pero todo tiene su explicación, no tiene por qué ser tan maliciosa. Habrá que esperar los resultados finales del 2008...

________________________
* No es taaaan difícil entender esto. A todos les queda claro que la PUCP tiene tradición formando tecnócratas. Más ahora con la creación de la especialidad de Ciencia Política y Gobierno. Ahora, que algunos personajes de la política hayan salido de la PUCP no es necesariamente un gran halago.

miércoles, 9 de abril de 2008

Los boletos de Castañeda

No sé que tan relevante sea. De hecho, no es el tipo de cosas que suelo publicar. Pero hoy pagué mi pasaje y, raro en mí, en lugar de arrugar el boletito, lo leí. Grande fue mi sorpresa al encontrar el siguiente mensaje:

"No quiero hombres rutina, quiero hombres nuevos, nuevos a cada momento, cada
día que sean inventivos y creativos"
- Luis Castañeda L.


Llama la atención, en primer lugar, las expresiones "no quiero..." y "quiero..." Le dan un aire mesiánico al mensaje del burgomaestre., una especie de gurú. Luego llama la atención que un alcalde nada nuevo (¿cuántos períodos ya va?) diga que quiere hombres nuevos y no hombres rutina (si supiera la insufrible rutina que se nos hace viajar por las calles que él ha mandado a picar, todas a la misma vez).

Asimismo, llama la atención que ponga su frase entre comillas, y con su nombre al final. Sobre todo porque:

1) Su frase no es famosa
2) Su frase no es bonita ni inspiradora
3) Él no es Sócrates ni Martin Luther King

Pero el que sí parece ser creativo e inventivo es el mismísimo alcalde, no sólo para hacerse el loco con respecto a la licitación de los buses, el fin de las obras en la Vía Expresa, sus cariñosos comentarios con los bodegueros, y las remodelaciones a última hora y de golpe.

actualización
HIPÓTESIS:
1. Castañeda (o gente ligada a él) reparte boletos o se encarga de coordinar con la empresa de transportes para emitir estos boletitos para levantar la moral. Admito que no parece muy verosímil que haya gente que, de hecho, se toma el tiempo de hacer este tipo de cosas. Pero, una vez más, nunca se sabe. Más ahora que la aprobación del alcalde ha caído 6 puntos.

2. Un transportista franelero. Después de todo, si hay gente que pone frases bíblicas en los boletos, podría también poner frases del actual alcalde. ¿Por qué? ¿Obtendrían algún beneficio o de plano la frase les parece publicable? No creo que sea posible obtener algún tipo de beneficio, y la frase es, por demás, huachafa y poco atractiva. Las cosas no quedan claras...

En fin... revisen sus boletos (más aún si viajan en CHAMA) y si se topan con algo parecido, no duden en enviarlo: bensolis37@hotmail.com.

jueves, 27 de marzo de 2008

¿Bienvenida la PUCP? 2

EN LOS COMENTARIOS HAGO ACLARACIONES DEMASIADO NECESARIAS.
Haz click aquí.

Tengo mucho que leer, y el trabajo no me da tiempo para escribir mucho. Aun así, hoy haré una excepción.

Y esta vez no es para escribir de la inflación. Tampoco acerca de cómo nuestro presidente le quiere bajar el dedo a la SUNAT, dándole atribuciones a los muy eficientes municipios. No. Hoy quiero comentar la frustración que siento cuando mi querida* Universidad enarbola la bandera de lo absurdo.

Matrícula y puestos
El turno de matrícula depende tanto del rendimiento académico como del número de créditos que se han llevado. Los que lo hayan vivido me entenderán. Uno "se esfuerza" por sacar buenas notas, y a la hora de la matrícula, termina fuera del curso porque quienes han jalado algunos cursos tienen prioridad sobre uno para llevar incluso los electivos. Jalando, sumas los créditos de aquellos cursos que no jalaste y te impones sobre los que, aunque no hayan jalado nunca, han llevado menos créditos que tú.

Análisis Financiero
Durante años, la facultad abre sólo un salón con 40 vacantes, si no me equivoco, para el curso de Análisis Financiero. Lo curioso es que en la prematrícula, siempre se inscriben más de 70 personas. A ver, ¿dónde están los economistas de la facultad? La situación persiste ciclo tras ciclo, y la demanda es el doble de la oferta. Siendo financiero un curso muy importante, obligatorio en muchas universidades, requisito para otros electivos de finanzas.. ¿Qué se ha hecho?

Retirarse de cursos
Bueno, creo que ya es por todos conocido que, si uno se retira de un curso, debe seguirlo pagando. Dando que mis prácticas se cruzan con una de mis clases, pregunté si podía retirarme de un curso sin tener que pagarlo. Después de todo, mi promedio podría verse perjudicado; no iba a percibir ningún servicio, y no es que haya dejado a alguien fuera del curso, pues el salón tiene tantos alumnos como la mitad de las vacantes. La tardía respuesta de la Secretaría de la Universidad fue:

"lo único que puede hacer en este momento es el retiro académico del cursos en cuestión (...), el cual cuenta únicamente para efectos académicos y no modifica el monto de los pagos a los que el alumno se ha comprometido. Excepcionalmente, una vez efectuado el retiro académico, podrá solicitar a la Secretaría General la condonación del pago correspondiente a los derechos académicos del curso en el cual se ha retirado"

Ustedes dirán ya, retírate del curso y luego solicita una condonación del pago. No. Quizo el destino que justo hoy me acercara a Mesa de Partes. Y quizo también que, raro en mí, pidiera el Plan de Estudios 2008. Es más, quizo que lo abriera en la página exacta de este texto (pág. 104):

"El retiro de un alumno de alguno o de todos los cursos (...) se tendrá en cuenta únicamente para efectos académicos, aún cuando aduzcan razones de salud. La aceptación del retiro no modifica el monto de los pagos (...)"

No sé si ustedes lo ven así; pero considero que estuve a punto de ser "inducido a un error" . Sí, sí, sal del curso nomás. Luego mandas tu solicitud para que no te cobren el curso del cual te retiras. La pregunta es ¿me hubiesen condonado el pago por motivos laborales, sabiendo que ni siquiera lo hacen cuando tienes problemas de salud? (a menos que sea infecto contagiosa, en cuyo caso la Universidad te pide que te retires, para proteger a sus alumnos).

Y, la cerecita...
Y el colmo es este. Es la misma historia del turno de matrícula. Sólo que aplicado a Seminario de Tesis 1. Y es más, sumémosle un muy arcaico y, en mi opinión, deficiente sistema de matrícula.

En la matrícula online, lo que uno hace es seleccionar simplemente SEMINARIO DE TESIS 1. Luego uno debe llenar una hojita con sus prioridades de temas y enviarlo a la Secretaría de Economía . Sí, una hojita. El punto es que uno bien (como le pasó a una compañera) podría terminar siendo asignado a un tema que no estaba en sus prioridades. Sí, ¿sabes qué? Tú tema es éste. Claro, eso no siempre pasa. Me pasa a mí porque nunca he jalado nada, tengo un buen promedio pero no he llevado tantos créditos como los demás estudiantes de Tesis 1. Pero ya pues, perdí, lo acepto. El punto aquí es que, muuuuuuchas hojitas entran a una oficina, y luego salen los resultados, como si salieran de una caja negra. Ni siquiera hay la rigurosidad (aunque no esté yo de acuerdo con el sistema, como ya lo dije) de un sistema informático.

Sé que estoy en el quinto superior. Si yo hubiera sabido que no alcanzaría mi primer, segundo o tercer tema de tesis no me hubiese metido en este ciclo. Eso lo hubiera podido saber, como sucede en otros cursos, si la matrícula de los temas hubiera sido online. Pero no. Uno sólo se inscribe en Tesis 1, y ya luego si puedes desarrollar el tema que realmente te apasiona... es cuestión de suerte. Casi una lotería. Y ni pensar en retirarse de este curso, tampoco, porque ya sabemos cómo es la historia. ADEMÁS LE DICEN A UNO QUE SEPARE LOS HORARIOS MIÉRCOLES DE 6 A 8PM Y LOS VIERNES DE 2 A 4, PORQUE CADA ASESOR HACE TALLERES EN DISTINTOS HORARIOS. ¿CÓMO PUEDO MATRICULARME, HACER UN HORARIO DE CLASES Y PROGRAMAR MIS PRÁCTICAS CON LA INCERTIDUMBRE DE NO SABER EN QUÉ HORARIO ME ATENDERÁ MI ASESOR DE TESIS (NI QUIÉN SERÁ ÉSTE)? EL RANGO ES DEMASIADO GRANDE.

Ahora, cuando en la Universidad se cierran cursos "por motivos de fuerza mayor", se cancelan horarios, obligando a aquellos que se habían inscrito a no llevarlos, ¿reciben estos alumnos una compensación? ¿Por qué entonces no puede uno salir de un curso, A LO MUCHO pagando una penalidad, pero no TODO el creditaje?

¿Comentarios? ¿Representantes estudiantiles? ¿Tercio estudiantil? (se aceptan comentarios de todos)

_____________________________________________________
* Realmente creo que la PUCP es una Universidad muy buena. Una verdadera Universidad (aunque quizá cada vez menos). Por eso estudio allí y por eso me quedé allí. Eso no excluye que tenga derecho a pitear, especialmente cuando siento que mis derechos se ven vulnerados.

domingo, 16 de marzo de 2008

Populismo y anchovetas












Ya estuvo bueno. O sea, si la ministra de comercio, Mercedes Aráoz quiere cantar "el tamalito" en el programa de Cecilia Barraza (véase YouTube), bueno. Si la ministra de la mujer, Susana Pinilla, quiere jugar caranavales con una bola de niños eufóricos, bueno (total, ni que hubiera que promover el no despilfarro del agua). Si Rafael Rey hace una demostración, mismo Utilísima, para que las madres aprendan a hacer no se qué de anchoveta, en fin. Pero que Jorge del Castillo y Rafael Rey salgan alegremente a anunciar que el Gobierno pone en venta 300 toneladas de pescado a un sol el kilo, es demasiado.

El Gobierno colocará en terminales y mercados del país más de 300 toneladas
de pescado para que sea consumido por la población en Semana Santa, y así
evitar su desabastecimiento y aumento del precio, informaron hoy el primer
ministro, Jorge del Castillo, y el ministro de la Producción, Rafael Rey

En conferencia de prensa, realizada en la sede del Ministerio de la Producción, el premier añadió que la población espera este tipo de medidas, pues remarcó que en el pescado posee un alto contendido proteínico y su consumo beneficia principalmente a los niños.

A su turno, Rey afirmó que se han adoptado todas las medidas para llevar pescado a precios módicos a las mesas peruanas en estas fiestas santas, por lo que no hay ninguna razón para el desabastecimiento ni la especulación de precios para encarecer el recurso hidrobiológico. Agregó que su sector pondrá en marcha un mecanismo de control, para identificar a los malos comerciantes que aumentan el precio del pescado, y denunciarlos ante el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi).


Incluso, el propio titular de la Producción visitará los terminales pesqueros de Ventanilla y Villa María del Triunfo a partir de las 05:30 horas y luego recorrerá los mercados y puntos de venta para verificar el cumplimiento de las disposiciones para abaratar el precio del pescado.


El problema aquí es la descarada metida de mano que hace el Gobierno, en aquello que dicen amar: el libre mercado. ¿Lo que están tratando de decirnos es que los comerciantes en los mercados y los pescadores (de bajos recursos, lo sabemos) están impedidos de apropiarse de un excedente? ¿Por qué? Populismo puro. La inflación le preocupa al Gobierno. Le preocupa bastante. Principalmente porque ES el gran peso que lleva encima y que lleva a la mayoría de la población a desaprobarlo. ¿Qué hacen, entonces? No quieren NINGÚN aumento en los precios, ni siquiera los que podrían resultar de una sana interacción entre la oferta y la demanda. Aumentos que pasarán una vez que la Semana Santa se haya ido, a diferencia de la inflación permamente en el resto de alimentos.

Así, para los citados ministros...

1) los comerciantes y pescadores son malos y especuladores (también deben serlo, por tanto, los supermercados que suben el precio del pavo en fiestas)

2) el pueblo debe obtener lo que espera, aun cuando ello implica que el Gobierno meta mano descaradamente en el mercado

3) sigue esa noción de que los ministros deben estar AHÍ. Cantando, jugando caranavales, poniéndose un mandil y cocinando. Supervisando en los mismísimos terminales pesqueros y mercados.
Populismo, populismo...

jueves, 6 de marzo de 2008

¿Prohibirá la ONU la Coca-Cola?

La ONU afirma que el Perú debe prohibir el chacchado de coca. Sí. Según RPP:

Dictar medidas internas para prohibir la práctica de masticar la hoja de coca en Perú y Bolivia, así como el uso de esa planta en la fabricación de productos destinados al consumo masivo, estableció la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE). (…)

Dicha recomendación colisiona con los usos tradicionales y medicinales de esta planta ancestral en ambos países, y cuestiona además el uso de la hoja de coca con fines industriales, en cualquiera de sus presentaciones, como la fabricación de té, mate o harina de coca. Masticar hoja de coca tendría un impacto en el aumento de la drogadicción, por lo que es necesario erradicar esa práctica, especialmente entre los jóvenes, según el informe de la JIFA.


El nombre COCA-COLA no es casual. La Coca-Cola sí usa un extracto de hoja de coca no narcótico, producido por Stepan Company en Maywood, New Jersey. Esta compañía es la única a la que el Gobierno Federal de Estados Unidos permite importar -principalmente de Perú- y procesar la hoja de coca. Dados los "efectos nocivos" de la coca, ¿la ONU forzará a la Coca-Cola ha quitar dicho componente de su fórmula secreta? ¿O es que la coca es mala sólo cuando la usamos nosotros?

---------------------------------------------------------------

Aquí replico el artículo "Coca con cola" del 31 de julio del año pasado.

Estudios de la Universidad de Harvard han advertido el valor nutricional de la hoja de coca, afirmando que ésta “posee más calcio que la leche, tanto fósforo como el pescado y más hierro que la espinaca” (Guillermo Giacosa). Asimismo, se sabe que el cultivo de esta hoja da más cosechas al año y requiere menos agua que muchos de los cultivos que actualmente representan parte importante de nuestra dieta y aportan un menor valor nutritivo. Es importante considerar, por tanto, que la hoja de coca es —en términos de eficiencia— superior a los cultivos que actualmente se consideran rentables, pues reporta menores costos de producción y provee mayores beneficios nutritivos.

Por otro lado, es cierto que muchos cocaleros cultivan esta hoja por tradición, pero ella se iría al tacho si no hubiera comprador alguno. Evidentemente, los cocaleros son cocaleros también porque existe gente cuyos negocios involucran la compra de coca, gente que la demanda. Según las Naciones Unidas, producimos 70 mil toneladas de hoja de coca, de las cuales sólo 9 mil toneladas se utilizan para fines energizantes, medicinales, religiosos e industriales. El excedente va indudablemente al narcotráfico.

Si bien la hoja de coca posee un gran potencial en materia de nutrición, resulta claro que la satanización sobre este cultivo representa una de las principales trabas para que sus verdaderos beneficios sean aprovechados. Prejuicios basados en el hecho de que la hoja de coca representa el insumo principal para la producción de droga, aunque la hoja no sea en sí misma una droga.

Personalmente, considero que la alternativa más razonable es reducir los cultivos de coca no mediante la represión —bombardee usted, ministro— sino mediante el cambio gradual hacia cultivos más rentables. Si los cocaleros dicen que no sirven al narcotráfico, bastará con presentarles opciones que sean más rentables que la coca “como producto tradicional”. Evidentemente, no podrá superarse el precio que muchos de ellos reciben por la hoja como insumo elemental para la producción de droga. ¿Preferirán la ilegalidad rentable a la legalidad no tan provechosa?

No podemos olvidar, sin embargo, que la hoja de coca es parte de nuestro patrimonio y un recurso que bien podríamos utilizar para combatir los flagelos nutricionales. Una idea no tan descabellada sería reducir los cultivos a un poco más de las 9 mil toneladas que se producen actualmente para fines legales. Paralelamente, podría buscarse impulsar la industrialización de este cultivo, mediante procesos de elaboración de productos piloto que busquen hacerse un espacio tanto en el mercado nacional como en el internacional, donde las características estrella serían los bajos precios y los altos niveles de riqueza alimenticia. De prosperar esta alternativa, podría comenzarse a incrementar nuevamente la producción de hoja de coca, ya que ésta se habría tornado en un cultivo legalmente rentable. Evidentemente, la regulación en esta alternativa resulta medular para asegurar que los cultivos permitidos no se filtren hacia el narcotráfico.

Así como están las cosas —no obstante— el camino hacia el uso industrial de la hoja de coca se avizora intrincado y temerario, debido a los prejuicios impuestos internacionalmente (si la coca fuera gringa, empero, otro sería el cantar; sería algo así como el noni yanqui). De este modo, nuestra hoja no parece tener una perspectiva favorable, sobre todo en el mercado internacional —en el nacional, más bien lo tradicional y naturista ha adquirido gran devoción— especialmente porque la política comercial norteamericana (y probablemente también las demás lo harían) tiende a poner como condición para beneficios a la erradicación irrebatible de dicho cultivo. En un futuro, una vez reducidos las hectáreas sembradas, impulsar nuevamente el cultivo de hoja de coca para su utilización industrial podría llegar a plantearnos serios problemas con el país del norte en materia comercial. Entonces, estaremos ante una monumental disyuntiva.

lunes, 18 de febrero de 2008

Cuando las predicciones fallan III: el PBI*

En el caso del producto, las predicciones también fallaron. De hecho, lo hicieron dos veces. En primer lugar, ya en el Marco Macroeconómico Multianual 2007-2009 se auguraba un crecimiento de entre 7% y 8%. Con el terremoto del 15 de agosto, el MEF hizo una actualización de sus predicciones que situaba el crecimiento, esta vez, entre 6.5% y 7%. Al final del año, el crecimiento reportado fue de 8.3%. Un porcentaje mayor, incluso, que el más optimista. El presente artículo revisa el acontecimiento del terremoto en Ica, sus implicancias en el crecimiento económico y un esbozo de explicación sobre las posibles causas del asombroso crecimiento. Se aceptan colaboraciones.

Terremoto 2007
Como sabemos, un terremoto de grado 7 en la escala de Richter sacudió el departamento de Ica, dejando numerosos daños materiales y humanoso no sólo en este departamento, sino también en Lima, Junín, Ayacucho y Huancavelica.

Un terremoto tiene implicancias económicas en el sentido de que afecta a consumidores, productores y al sector público. Para los consumidores —los de Ica, en todo caso— disminuyen sus posibilidades de generación de ingresos, pierden bienes y stock de capital y, por tanto, la calidad crediticia de las familias se ve deteriorada. Los productores también pierden capital instalado, lo mismo ocurre con su situación crediticia y producen menos. Por otro lado, el sector público percibe menos ingresos y debe incurrir en mayores gastos.

"Numerosos centros educativos, establecimientos de salud, edificios, tramos de
carretera y puentes han sido afectados o destruidos. Asimismo, servicios básicos
como electricidad, agua y teléfono fueron interrumpidos en la zona del desastre
impidiendo el normal desenvolvimiento de las actividades de las familias y
empresas y de las comunicaciones. De esta manera, según estimaciones
preliminares, el costo de la reconstrucción de la infraestructura pública
ascendería a US$ 220,7 millones."(MMM 2008-2010)

En los últimos años, Ica fue considerado lo más cercano al pleno empleo: recordemos los trillados ejemplos de agroexportación de espárragos y alacachofas. Según el MMM 2008, "el producto de Ica se concentra principalmente en el sector servicios (32,8%), sector manufactura (22,4%) y sector agropecuario (20,9%). Asimismo, la actividad de la región Ica representa alrededor del 2,4% del PBI nacional".

¿Y entonces?
Ahora bien, uno podría pensar que —a pesar del terremoto en Ica— no sólo no crecimos a una tasa menor que la estimada, sino que, de hecho, logramos crecer a una tasa superior a la esperada. Y es bueno. ¿O no? Dejo este post principalmente para que el que desee deje sus opiniones acerca de las razones de este crecimiento que nuestro presidente —orgullosísimo— califica como asiático. A continuación, algunas razones que creo ubicar.


El primer gráfico corresponde al crédito bancario al sector privado durante el año 2007. Si existe más crédito, la demanda se reactiva. Si la demanda es mayor que la oferta, se crean presiones inflacionarias. El segundo gráfico es el de la emisión primaria durante el año pasado. Una clara política monetaria expansiva que contribuye al crecimiento, pero también a la inflación—a menos que se esterilizara lo suficiente. El último gráfico representa las exportaciones totales, las tradicionales y las no tradicionales. Vemos que las fluctuaciones de las exportaciones totales (amarillo) son reflejos de la volatilidad de las exportaciones tradicionales (verde), pues las NO tradicionales (rojo) no mostraron mayores perturbaciones. ¿Cómo interpretamos ese gráfico? ¿Será que los descensos del tipo de cambio, a pesar de las intervenciones del BCR, truncaron unas exportaciones que parecían crecer? ¿O será que las exportaciones no registra(ro)n caídas drásticas, aun cuando el tipo de cambio sí lo hizo —en cuyo caso, por qué se desvive tanto el BCR por intervenir? Otro punto importante para explicar el crecimiento sería la política fiscal expansiva...

_____________________________________
* Basado en la actualización del MMM 2008-2010

viernes, 1 de febrero de 2008

Cuando las predicciones fallan II: el tipo de cambio

Sin duda el año que pasó se caracterizó por un descenso del tipo de cambio evidente. Incluso a pesar de los esfuerzos del Banco Central. ¿Qué pasó?

¿Por qué es "malo" que el sol se haga más fuerte?
Básicamente esto afecta negativamente a dos tipos de agentes: los que ahorran en dólares y los exportadores. Por una parte, los que desconfiaron —justificadamente— del sol y prefirieron ahorrar en dólares, ahora ven cómo sus ahorros se ven reducidos por estas movidas del tipo de cambio. En términos reales, pueden comprar menos con 100 dólares de lo que podían haber comprado antes. Por otro lado, los ingresos que perciben los exportadores ahora valen menos. Los salarios que pagan a sus empleados y la gran mayoría de sus insumos están en soles. Se deben utilizar más dólares para pagarlos. Como consecuencia, la actividad exportadora se hace menos rentable.

¿Y quiénes sí se ven beneficiados? Pues aquellos que adquirieron deudas en dólares. Ahora podrán destinar menos soles para pagar sus deudas denominadas en dólares y utilizar el excedente en lo que crean más conveniente.


¿Por qué bajó el tipo de cambio en el 2007?
En realidad, existe evidencia clara de que el dólar está perdiendo fortaleza frente a muchas otras monedas en los mercados internacionales. El debilitamiento de la economía norteamericana es innegable. En el caso específico de Perú, debemos considerar además que, como economía emergente —con una franca mejora en su desempeño macroeconómico— la mirada de inversionistas extranjeros están puestas sobre nuestro país. Lo que sigue es un análisis intuitivo de cómo una simple paridad de tasas de interés nos arroja como resultado lógico una apreciación del sol. Al haber un menor riesgo país —como es el caso de Perú*— la prima por riesgo (es decir, ese derecho de piso que debemos pagar los cariñosamente llamados “países en desarrollo” por ser propensos a la inestabilidad y los cambalaches) que debemos ofrecer a los inversionistas es menor. La mayor rentabilidad en inversiones nacionales generará un ingreso de capitales. Los inversionistas buscarán cambiar sus dólares por soles. Y aquí ya es sólo cuestión de oferta y demanda.

Si aumenta la oferta de dólares, resulta natural que su precio (el tipo de cambio) baje. Este incremento en la oferta de dólares también se ve reforzado por un aspecto típico en países del tercer mundo: las remesas. Y por último, aunque definitivamente no menos importante, están las expectativas de la gente. Sí, de nuevo las expectativas. Al igual que con la inflación, si la gente espera que el tipo de cambio siga bajando, sucederá. Cuando los ahorristas, asustados, venden sus dólares contribuyen aun más a esa abundancia de dólares en el mercado y el tipo de cambio se va para abajo, a pesar de los esfuerzos del BCR.

Lo que hace el BCRP
Cuando el Banco Central hace noticia por haber comprado una inusitada cantidad de dólares, lo que está haciendo es intervenir en el mercado cambiario para revertir la tendencia observada. En pocas palabras, si los inversionistas, inmigrantes y ahorristas ingresan dólares a la economía, el BCRP los saca, para evitar las presiones depreciatorias sobre el dólar. Ahora, para eso debe emitir soles (si no, ¿con qué habría de comprar los dólares). ¿Inflación? No necesariamente, si es que el mismo BCR se encarga de retirar los soles, posicionando bonos. Aun así, siempre será más fácil comprar dólares con dinero recién hechecito que conseguir gente que compre bonos soberanos de un país en desarrollo.

¿Por qué interviene el BCR?
Según la página del BCRP, “las intervenciones cambiarias están dirigidas a reducir la volatilidad del tipo de cambio, sin establecer un nivel sobre el mismo (…) se busca evitar movimientos bruscos del tipo de cambio que deterioren aceleradamente los balances de los agentes económicos”. En estos últimos años, ha intervenido para intentar mantenerlo relativamente estable a pesar de las presiones a la baja —sin mucho éxito a partir de la segunda mitad del 2007— presumiblemente porque un descenso estrepitoso del tipo de cambio hubiera frenado el boom exportador que alimentó —y continúa alimentando— nuestro crecimiento. Un movimiento así hubiera, además, perjudicado a los ahorristas en dólares. El BCRP es consciente de que el grado de dolarización financiera en nuestro país es alto, y que este tipo de movimientos del tipo de cambio también hubiera sido recesiva por el canal mencionado.

Pero ¿es claro que los efectos negativos de un menor tipo de cambio sobrepasan a los positivos? ¿Se trataría realmente de una catástrofe de enormes proporciones, como quiere hacerlo ver en el gobierno?

Claro, si el BCRP se empeña en mantener un nivel artificial del tipo de cambio, en realidad lo que hace es frenar el proceso de desdolarización de la economía. No hay incentivos para dejar la moneda yanqui. Si encima, el mismo presidente —Alan Alan— declara orgullosísimo que defenderá el tipo de cambio como hasta ahora, pues bienvenidos los capitales golondrinos, bienvenida la especulación. Más y más capitales llegarán esperando que el tipo de cambio caiga en Perú como lo hizo ya hace tiempo en los demás países que García parece mirar por encima del hombro, porque dejaron que el mercado fortaleciera las monedas locales.

Finalmente en el MMM 2008-2010, se predice que “en el 2008, (…) el tipo de cambio promedio anual registre S/. 3,16 por dólar”. Esto nos deja dos posibilidades: o el tipo de cambio se disparará en los siguientes once meses o las predicciones no consideraron probable una caída tan brusca del mismo —sobreestimaron, quizá, su capacidad de intervención. Me inclino, claro, por esta última opción.

Sugiero el artículo de Silvio Rendón: El dólar y los que lo defienden.

___________________________________________________________________
* Nótese que hace unos meses la agencia clasificadora de riesgo canadiense, Dominion Bond Rating Service, otorgó el grado de inversión al Perú. Claro, no es LA agencia clasificadora de riesgo; pero ciertamente sienta un precedente. Para más referencias, véase el comportamiento del EMBI+.

domingo, 27 de enero de 2008

Cuando las predicciones fallan I: la inflación *

A menudo, las autoridades suelen hacer predicciones sobre los futuros resultados de las políticas económicas. En ese sentido, el presente es el primero de tres artículos que discute cómo, en el 2007, las predicciones sobre la inflación, el tipo de cambio y el PBI carecieron —por decir lo menos— de precisión**.


Inflation Targeting for dummies
El Perú adoptó desde el 2002 un esquema de metas explícitas de inflación. Es decir, el Banco Central (BCRP) se comprometió a mantener la inflación dentro de una “banda”. En un inicio, la inflación de referencia era 2,5% con un punto hacia arriba y uno hacia abajo. Posteriormente, la banda se desplazó al 2% + 1% (ver gráfico líneas abajo). Este tipo de compromisos asumidos incrementa la efectividad de la política monetaria, y fortalece el papel de la moneda local como depósito de valor (recordemos que en la hiperinflación, por ejemplo, la población se refugió en los dólares). Es decir, siempre es un alivio saber que la inflación está controlada.


Lo que pasó en el 2004
Aunque se ha dado mucha importancia al reciente desbande de la inflación; ésta no es la primera vez que sucede desde su establecimiento. Sucedió en el 2002 y a mediados del 2004. En este último caso, la inflación comenzó a salirse de la banda hasta que alcanzó el 4.6% en agosto. De acuerdo con el BCRP, esto se debió a choques de oferta inflacionarios (alimentos y petróleo). Pero para diciembre del mismo año, el BCR había logrado hacer descender la inflación al 3.48%, ligeramente por debajo del límite superior de la banda.

Lo que pasó en el 2007
De acuerdo con el Reporte de Inflación, realizado en setiembre del 2007 —recordemos, sin embargo, que las mayores presiones inflacionarias tuvieron lugar en el último trimestre— la tasa de inflación acumulada pasó de 0.9% en mayo del 2007 a 2.8% en setiembre del mismo año. Ello se debió al efecto de mayores costos de las materias primas importadas (trigo, petróleo), anomalías climáticas y a la mayor demanda interna. Actualmente, la inflación es de 3,93%.

La diferencia es que en el 2004, se daba énfasis a la evaluación de la meta cada diciembre; posteriormente, se manifestó que el BCRP buscaría que la inflación convergiera a su meta en cada uno de los meses, y ya no sólo a fin de año.

Y, ¿cómo se manejaron las presiones inflacionarias en el 2004? Se elevó la tasa de interés interbancaria dos veces (en agosto y octubre) de 2.5% a 3%. Sin embargo, ahora parece ser necesario elevar —más— la tasa de interés de referencia. Recordemos que, en estos asuntos, es la tasa de interés real (tasa de interés nominal menos inflación esperada) la que cuenta. Sólo así podrán frenarse los créditos en soles —que han aumentado en significativamente en los últimos meses. Eso reducirá la demanda, y por tanto las presiones inflacionarias. Sí, es una medida contractiva. Sí, estamos en un país que pide a gritos más empleo y menos pobreza. Pero no a cualquier precio. Dejemos que la historia nos de ciertas lecciones. Nos dice Waldo Mendoza que “estas políticas que aumentan la demanda interna y las importaciones, cuando no están acompañadas de una elevación de las exportaciones, conducen al deterioro de la balanza comercial y a la aparición de presiones inflacionarias”


¿Qué causó una inflación mayor en el 2007?
Al respecto, existe cierta controversia. Es aceptado por todos que el factor internacional ha contribuido mucho a la inflación. La inflación importada, "que incluye los rubros de la canasta que son importados o cuyos precios dependen en forma significativa de insumos importados", se ha elevado desde 0,3% en 2006 a una tasa acumulada en el período enero - setiembre (¡sólo hasta setiembre!) de 7,3%. En cambio, la inflación subyacente —indicador que limpia la inflación, excluyendo los componentes más volátiles, como los alimentos con precios más variables, combustibles, servicios públicos y tarifas de transporte— acumuló una variación de 2.63%.

Existen, sin embargo, algunos economistas que argumentan —unos con más énfasis que otros— que nuestra economía se estaría recalentando, por políticas fiscales y monetarias expansivas. Aunque no existe un claro consenso al respecto (decir que nuestra economía está recalentada parece un poco exagerado para algunos, pero recordemos que éste concepto se refiere a una demanda interna mayor que la oferta, de tal manera que genera presiones inflacionarias), hay un hecho innegable. Con respecto a la tasa de inflación subyacente (la "menos volátil") , ésta podrá ser baja, pero“se viene acelerando desde noviembre de 2005 (1%), lo que coincide con un mayor crecimiento de la demanda interna (10,9 % durante los primeros 7 meses de 2007)”. Es decir, las presiones inflacionarias no sólo vienen de fuera.

Por otro lado, dentro de la muestra de 25 ciudades que toma el INEI para elaborar la inflación nacional, en 21 ciudades se observó un incremento mayor que el promedio. Las ciudades con mayor inflación fueron Moquegua (5,9%), Ica (5,6%) y Pucallpa (5,4%). Puno, Lima y Huanuco reportaron tasas de inflación de entre 2,1 y 2,6%. En pocas palabras, en Lima estaríamos sintiendo uno de los menores impactos de la inflación. Es más, como sabemos, mediante el Fondo de Estabilización de Combustibles, se ha congelado el precio interno de los combustibles, a pesar del fuerte aumento de los precios internacionales. Es decir, la inflación pudo haber sido mayor.

En conclusión, y de acuerdo con el BCR, "los principales determinantes en la proyección de inflación son las presiones de demanda, condiciones de oferta doméstica, inflación importada y expectativas de inflación".

Lo que se nos viene
No puede decirse que el BCRP es un fracaso. La elevación de la tasa de inflación bien podría ser revertida. Es sólo que ahora, el Banco Central, debe luchar fuertemente contra las expectativas de inflación de la población. Para entender esto, es necesario conocer el concepto de inercia inflacionaria. Ésta se refiere a la importancia de la inflación pasada en la determinación de la inflación futura. Si existe la creencia de que las elevaciones en los precios son temporales, entonces no se propagará hacia el futuro. Si, por el contrario, existe la creencia de que estos aumentos son cada vez mayores, y han venido para quedarse —como algunos medios de comunicación han insinuado irresponsablemente— los impactos de las expectativas de la población en la inflación futura podrían jugarnos una mala pasada.

De acuerdo con el Marco Macroeconómico Multianual 2007, “la inflación se ubicaría ligeramente por encima del rango meta (3%) en los siguientes meses (luego de agosto del 2007), debido a la mayor inflación importada que se viene registrando. Posteriormente, convergerá a 2% hacia fines del 2008”. Evidentemente, la parte que no se cumplió de la prediccion fue el “ligeramente”. Pero aún queda tiempo para ver si es que efectivamente la segunda parte de la predicción se cumple. ¿Inflación bajo control? A ver, pues...

ACTUALIZACIÓN: Carlos del Carpio, como parte del GRAN COMBO CLUB, comenta el presente artículo. Se recomienda (para verlo, hacer click aquí).

______________
*Basado en el Marco Macroeconómico Multianual (MMM) del Ministerio de Economía y Finanzas, el Informe de seguimiento del MMM del Viceministerio de Ec. y Fin., y en el Reporte de inflación del Banco Central de Reserva del Perú.

** Esta afirmación no es una crítica. Resulta evidente que incluso a las mejores clarividentes podría habérseles dificultado predecir el comportamiento de la inflación, dado los contextos nacional e internacional.