Homo economicus: el blog's Fan Box

martes, 22 de enero de 2008

The economy, stupid! : el juego

The economy, stupid! es un juego en línea que pone al jugador frente al escritorio de primer ministro de un país. El objetivo del juego es durar los cuatro años de gestión y ganar las elecciones al final de ésta. Es decir, uno pierde si es sacado por presión popular o si, al final de la gestión, la aprobación no es mayor al 50%.

Aunque carente de la sofisticación 3D de los juegos modernos, The economy, stupid! promete un buen tiempo de frustración y mediano entretenimiento. Aquí una pequeña reseña:

EL JUEGO
En cada turno (que representa 2 meses) aparece un panel en el cual se puede tener acceso a un reporte del comportamiento de la economía, gráficos de las principales variables (inflación, PBI, desempleo, consumo, inversión, gasto de gobierno, recaudación, etc), estadísticas de la aprobación (tanto de la población en general, como de los distintos grupos: jubilados, sectores público y privado, desempleados) y cuestiones como el déficit presupuestal y el nivel de la deuda como porcentaje del PBI.
De otro lado, los instrumentos que tienes como policy-maker son cinco: impuesto al ingreso (de personas, empresas, etc), impuestos indirectos (IVA), beneficios a los desempleados y jubilados, y el financiamiento al sector público.

Uno recibe una economía que se dirige al colapso total. Bajo financiamiento al sector público, altas pensiones a los desempledos e impuestos indirectos altos. Además, la deuda como porcentaje del PBI debe ser menor a 50% por ley, y en los períodos anteriores -como puede verse al nicio del gráfico- ésta ha venido creciendo geométricamente. La clave es controlar esta variable, buscando minimizar los descontentos sociales: que haya una adecuada provisión de bienes públicos, bajo desempleo, baja inflación e impuestos moderadamente altos.

Resulta una buena idea fijarse metas de déficit que primero hagan que la deuda se incremente a tasas menores, para luego -con superávits- hacerla disminuir. Sólo allí podrán aplicarse las políticas que lleven al mayor empleo, cuidando que la inflación no se dispare.
Es importante prestar atención al panel de información inicial. Allí se avisa cuándo la economía goza de un contexto internacional bueno, lo cual eleva el producto vía las exportaciones. Ello debe ser aprovechado porque esa etapa de auge exportador termina (después de todo esta economía no es tan ficticia) y se inicia una recesión que puede ser contrarrestada si se fue prudente con anterioridad.

Debe añadirse que esta economía -a pesar de que el PBI crezca sostenidamente, especialmente en el auge exportador- no registra cambios significativos en el desempleo (¿más semejanzas?). Corresponde al policy-maker solucionar este problema y enfrentar otros trade-offs.

Finalmente, las medidas populistas que heredan a la siguiente gestión un contexto insostenible pueden llevar al triunfo en contadas ocasiones, pero siempre representa un reto sacar adelante la economía, manteniéndola sana (¿moraleja?).

Ojalá puedan darse una vuelta por esta página. Ojalá no los echen a patadas de sus oficinas. ¿Quién dijo que manejar una economía era fácil? El link del juego es
http://www.theeconomystupid.eu/manual.html

2 COMENTA AQUÍ !:

Grzegorz Holdys dijo...

Thanks for the review! I'm glad, that you've enjoyed my game.
Grzegorz Holdys (author of "The economy, stupid!")

Anónimo dijo...

Bueeennnooo, imagino que ciertos individuos que tu y yo conocemos no lo incluiran en su lista de favoritos de play station, pero sin duda es interesante para los apasionados de la economía y porque no, para aquellos que tienen espíritu de policy-makers.
Particularmente te diré que tu reseña me hizo recordar cuando intenté convencerte de que Boston Legal era una serie muy buena.... claro, para abogados... :-)