Homo economicus: el blog's Fan Box

domingo, 27 de enero de 2008

Ministerio del Medio Ambiente (MMA): ¿puntada sin hilo?

En términos de economía medioambiental, el concepto quizá más importante es el de externalidad. Una externalidad, en pocas palabras, ocurre cuando las actividades de un agente económico afectan —positiva o negativamente— las actividades de otro agente, de manera tal que no se ve reflejada en las transacciones del mercado. Son ejemplos de externalidades negativas el conductor de un auto que emite ingentes cantidades de dióxido de carbono o la empresa de extracción minera que sobrepasa los estándares internacionales de emisión de plomo. En ambos casos, las actividades privadas afectan el aire, respirado por todos. Pero los agentes no compensan a los perjudicados.

Resulta evidente que los agentes siempre sobreproducirán externalidades negativas si no se les regula[1]. Puede legislarse —digamos límites a la contaminación por parte de los autos o límite de cantidad de plomo presente en el aire, como resultado de actividades mineras— con la consecuente punición en caso de no cumplirse los estándares: un impuesto o una multa. Hay que ser, no obstante, muy cuidadoso con los incentivos que se crean. Una multa baja o un Estado que demuestra que las sanciones son ley muerta incentivan el comportamiento descontrolado de los agentes. Si pagar la multa resulta más barato que controlar las emisiones de plomo, la empresa optará por incorporar la multa en su “estructura de costos”. En todo caso, resulta evidente que la compensación económica luego de que los niños respiran plomo no es preferible al control de emisiones.

EL MINISTERIO
Basándome en el proyecto de ley 2026/2007 —publicado en la página del Congreso— observamos que el primer objetivo es “establecer una política ambiental nacional orientada al logro del desarrollo sostenible del país”. Ello implicará regular las externalidades. Otro objetivo es “promover y controlar el aprovechamiento sostenible de las aguas continentales, los recursos naturales y la biodiversidad, garantizando su calidad ambiental y la protección de la salud humana y los ecosistemas”. Sigue siendo general, así que en las siguientes páginas se busca delimitar más claramente las funciones. Ello se hace mediante la explicación de las funciones del Subsector de Recursos Naturales, explicándolas en sendos acápites: funciones en materia de recursos hídricos (13 acápites), de recursos forestales y fauna silvestre (10), de áreas naturales protegidas (15), de diversidad biológica (9). ¿Se hace alusión explícita a las actividades mineras? Ninguna. Ni en esta parte ni en el resto del documento. Aparentemente los organismos[2] que se fusionarían para dar paso al MMA no contemplan funciones en dicha materia. Así, el Ministerio de Energía y Minas seguiría teniendo el control de la Dirección de Asuntos Ambientales Mineros y la Dirección de Asuntos Ambientales Energéticos.

Primera observación: La palabra minería —o cualquiera de sus derivados— debería estar reiterada y claramente en las funciones del MMA. Las expectativas en la creación de este ministerio han sido grandes porque es conocido que la mayoría de los conflictos sociales tienen origen en la contaminación originada por actividades mineras y energéticas.

Segunda observación: Tampoco se explicita el asunto de la regulación de gases emitidos por el parque automotor. Es conocido el efecto en el sentido de pérdida de horas/hombre, por lo que abordar este problema debería ser responsabilidad del MMA.

Tercera observación: En un documento titulado ACUERDOS DE LA PROPUESTA DE CREACIÓN DEL MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE (PROYECTO DE LEY 2055/2007) —también disponible en la página web del Congreso— se pone como objetivo numero UNO: “elaborar una política ambiental nacional de acuerdo a los convenios y tratados internacionales, que garanticen el desarrollo sostenible del país”. Aquí la clave es “tratados internacionales”. En los TLCs con EEUU y Chile, uno de los puntos críticos es el tema de solución de controversias Inversionista-Estado que le otorga a las trasnacionales el derecho de exigir compensaciones monetarias por el impacto de las acciones gubernamentales. Aunque se privilegia la solución negociada, en caso de que ésta no sea fructífera, se contempla el arbitraje internacional, sustituyendo así las legislaciones y el sistema judicial peruanos. En el tema que concierne al presente artículo, lo preocupante es que dichas controversias podrían ser medidas no discriminatorias del Estado para proteger el medio ambiente o el bienestar en general (tributos, regalías, etc.). Ellas podrían considerarse como expropiaciones indirectas.

¿Qué quiere decir todo esto? Que aun cuando se incluyan la regulación y supervisión de las actividades mineras y energéticas en las funciones del MMA, habría que determinar cuál sería el verdadero margen de acción del Estado.

Una cuarta observación es lo manifestado como la función del Subsector de Recursos Naturales: encargado de la “planificación, gestión, desarrollo, administración, regulación del agua (...) de la diversidad biológica y los conocimientos ancestrales y tradicionales”. ¿Sabrá el Presidente García y los futuros encargados del MMA que se enfrentan a un TLC (Perú-EEUU) ya ratificado que contraviene dicha función? En él, se aprobó la patentabilidad de plantas —sí, de plantas— lo cual atenta contra la biodiversidad y los conocimientos tradicionales, pues es conocido que los conocimientos de las comunidades indígenas son perseguidos por el mercado de la Biotecnología de los países desarrollados. ¿Sabemos qué y cómo hacer las cosas? ¿Somos conscientes de cuánto podremos hacer?

Finalmente debo añadir que la creación de Ministerio del Medio Ambiente en Perú es un paso importante, pero —de acuerdo con lo anteriormente expuesto— no es suficiente. Afortunadamente es sólo un proyecto de ley. Un borrador.


[1] La responsabilidad social de las empresas merece un artículo aparte. Para mí, queda claro que es parte de una estrategia de maximización de beneficios.
[2] Consejo Nacional del Ambiente (Conam), Instituto Nacional de Recursos Naturales (Inrena), Instituto Nacional de Desarrollo (Inade), Programa Nacional de Manejo de Cuencas Hidrográficas y de Suelos (Pronamachcs) y Dirección General de Salud Ambiental (Digesa).

3 COMENTA AQUÍ !:

José dijo...

Ben tu análisis económico está bien "plantado" es
sólido, sin lugar a duda una contribución, pero de ahí a concluir que: el MMA es un paso importante pero no es suficiente... eso es un error. Los ecologistas saben que un sol de previsión significan mil de remedios, entonces este apurado Ministerio plagado de reparos como los que tú mismo elavoras, no significa otra cosa que improvisación, osea recursos mal empleados.
Tendremos oportunidad de conversar, acabo de conocer tu blog.
Saludos
José Dellepiane
www.partidoecologista.com

Ben Solís dijo...

José,
Este artículo se publicó días después (un mes aproximadamente) del anuncio del Presidente. Para esos días, existían un par de proyectos publicados en la página web del Congreso, los cuales procedí a analizar de manera breve. Lo que yo dije fue que el hecho de que nos pusieramos a pensar en la creación de un MMA, era un gran paso (siempre y cuando no se le vea como una pantalla para aparentar desarrollo ante el mundo), pero que no era suficiente. Lamentablemente, la ratificación de que este ministerio no se encargará de conflictos minero-energéticos nos deja muy pocas esperanzas. Eso y la improvisación que mencionas harán de este ministerio un soberano saludo a la bandera. Quiero pensar que nada está dicho aún.

Gracias por pasar por el blog

Ben Solís

Enzo Rachi dijo...

Lo que no esta muy claro para miki zongales es como se va a monitorear que los "agentes" cumplan con las regulaciones. Basta que hoy te vayas al mercadillo o paradita de tu barrio para que veas en la sexión pescatto et mariscum la cantidad de cangrejitos que no alcanzan ni el estado larvario o aquellos que estan en pleno desove, sin contar con los camarones en plena veda. Si el ministerio d pesqueria, con todos los recursos que puede tener a su disposicion, no puede tener un equipo d inspexiones p algo tan simple como esto, piensas que el cacareado ministerio de 1/2 ambiente servira para algo mas que producir papel y dar trabajo a los amigotes del presidente de turno?