Homo economicus: el blog's Fan Box

viernes, 30 de mayo de 2008

¿Los pobres que no son pobres?

A PROPÓSITO DEL ANUNCIO DE LA REDUCCIÓN DE LA POBREZA EN EL PERÚ

Después de tanto cambalache, me animo a escribir algunos alcances sobre el debate que ha surgido acerca de la “reducción de los pobres” en el 2007. Se aceptan todos los comentarios y los aportes que nos ayuden a dilucidar qué está pasando.

Primero, un floro que puedes saltarte si ya te lo sabes. El enfoque que ha utilizado el INEI es el monetario absoluto y objetivo de la pobreza. Bajo este enfoque se considera pobre a todo aquel cuyo gasto per cápita no supera el umbral de la línea de pobreza, el cual es una cantidad de dinero que le permite satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias.

Es pobreza monetaria, porque sólo considera esa dimensión. Es decir, podría ser que un hogar en la Sierra cumpla con tener el dinero que lo sitúa por encima de la línea de pobreza y que el jefe de la familia se lo gaste todo en tomar con sus compadres, o que poco de eso se utilice para la educación y alimentación de los niños, sino más bien en el pago de fiestas patronales. Podría ser. No digo que sea así. Sin embargo es importante mencionar que se han incluido otros modos de adquisición como son: el autosuministro y autoconsumo, el pago en especies, y las donaciones públicas y privadas. Osease, nadie te va a pedir que tengas 3 soles para comprar tubérculos si... tú mismo los produces y los comes. O si te pagan con aceite, o si te lo regalan... (¿estás pensando lo mismo que yo? Sigue leyendo...)

Es pobreza objetiva, porque no se le pregunta a la población si considera que es pobre. Como rara vez uno está satisfecho y sabe que siempre podría estar mejor, este enfoque tendería a sobredimensionar la pobreza. Por el contrario, se fija un valor monetario objetivo (línea de pobreza). Por ello mismo, también se dice que es pobreza absoluta. Porque se mide respecto al valor de la línea que no considera la distribución relativa del bienestar de los hogares: no se compara la riqueza de unos hogares relativa a la de otros. Nuestras enormes brechas, indicadores de desigualdad, nos dejarían pésimamente parados.

LINEA DE POBREZA
Veamos que nos dice el INEI:

En el año 2007 el valor de la línea de pobreza total, que representa el costo de una canasta mínima alimentaria y no alimentaria, ascendió a S/. 229,4 nuevos soles por persona, este valor significa una variación de 1,5% respecto al valor del año 2006, que fue S/. 226,0 nuevos soles. La línea de pobreza extrema que comprende el costo de la canasta mínima alimentaria, en el año 2007 se valorizó en S/. 121,2 nuevos soles por persona, representando una variación de 1,6% con relación al costo de la canasta del año 2006 que fue de S/. 119,3 nuevos soles por persona”

Pero los que estudiamos economía —y, en la práctica, también los que no lo hacen— sabemos que lo que importa no son las variables nominales, sino las reales. El dinero es importante no por el monto, sino por el poder adquisitivo que asociado. Qué tanto puede comprarse con él (de eso el Presidente García nos dio una magistral lección en su anterior gobierno, ¿recuerdan?) Y para ello es crucial fijarse en el nivel de precios.

La línea de pobreza se va ajustando año a año. Aumentó su valor en 3% para el 2005, en 1.7% para el 2006 y SÓLO en 1.5% para el 2007. ¿Por qué? ¿Por qué si este año se ha destacado por haber tenido una inflación por encima del rango meta? Y no cualquier tipo de inflación, sino una que —como lo acepta el BCRP— se encuentra mayormente en los alimentos. Es decir, una inflación que nos llega a todos —y que afecta mucho más a los más pobres porque los alimentos representan una mayor parte de su gasto en consumo. Si subió el pollo, si ha subido el aceite, si ha subido los precio de tantos alimentos, ¿cómo así S/. 230 en el 2007 son un indicador de pobreza análogo —o incluso más riguroso, dice el Gobierno— que S/. 226 del 2006?

¿Recuerdan aquello de “se han incluido otros modos de adquisición como son: el autosuministro y autoconsumo, el pago en especies, y las donaciones públicas y privadas”? Bueno, aquí viene otra reflexión. ¿Será que el apoyo enfático al programa Juntos -nadie dice que éste sea malo, si se administra correctamente- y hasta el reparto apresurado y de madrugada de las bolsas de apoyo alimentario están buscando que para el 2008 el Presidente salga a anunciar que la pobreza ya está en 3o%?

Qué será, qué será…
(continuará… cuando haya tiempo)

10 COMENTA AQUÍ !:

Anónimo dijo...

compadre: quién te enseñó macro? La cifra de 3,9% de inflación del año pasado es diciembre 2007 comparado contra diciembre 2006. Cuando se compara valores anuales se utiliza la inflación promedio. El año pasado, la inflación promedio fue 1,78% pero la cobertura espacial de la enaho es mucho mejor que la de la enaprom (IPC). El IPC solo mide las zonas centricas y urbanas. Por lo tanto, creo que los precios de la ENAHO son mejores que los del IPC.
Otro tema, los pobres no compran todos los productos que consumen. por ello, es abusrdo decir que "la inflación de alimentos afecta más a los pobres". para que tengas una idea, 74% del gasto de un consumidor de lima se compra, en tanto en área rural esto llega apenas a 60%.
Javier Kapsoli

Stanislao Maldonado dijo...

Hola Ben:

Sobre los precios, he hecho unas simulaciones para probar su impacto sobre el estimado de pobreza y no encuentro que el impacto sea importante. Los resultados y la rutina de STATA que escribi esten en mi blog.

Saludos,

Stanislao

Ben Solís dijo...

Gracias Stanislao, me daré una vuelta por tu blog. Sin duda tus argumentos merecen ser tomados en cuenta.

Profesor Kapsoli, mis profesores de macro fueron Oscar Dancourt y Waldo Mendoza, (para quienes no los conocieran) son destacados ex funcionarios del BCRP y del Viceministerio de Hacienda, respectivamente. En todo caso, supongo que las mismas observaciones que me hace se las habrá hecho llegar a su colega Pedro Francke quien, en el PUNTO EDU de hoy, hace una crítica muy parecida a la que yo hice en el presente artículo, escrito hace tres días.

Citando al Comercio: "Un análisis de las cifras de la encuesta nacional de hogares y la canasta de bienes y servicios con la que se obtiene la variación de la inflación --realizada por el Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico el 2007-- concluye que el 10% más pobre de la población fue afectado por una inflación de 8,2% (más del doble que la inflación oficial) porque, entre otras cosas, destina un porcentaje mayor de sus ingresos al consumo de alimentos, el componente que más ha subido".

Es cierto que debe tomarse la inflación como usted sugiere, profesor Kapsoli -si se lee con cuidado el artículo en ningún momento sugiero que la inflación fue sieeeempre de 3.9%, eso sería más que absurdo- pero aún así, ello todavía no explica el porqué un incremento tan modesto en la linea de pobreza, considerando los precedentes. ¿O sí?

Para no hablar de algunas precisiones metodológicas que han comenzado a salir una a una...

Debate abierto.

Anónimo dijo...

ben
has leído el paper del morón? En el paper el mismo desautoriza al comercio y dice que lo han citado mal. Según el paper (mandame tu mail y te lo mando) la inflación del decil 1 (el más pobre) fue de 3.94% en lima metropolitana. El numero comparable del INEI es 3.97%(Lima). La cifra de el comercio corresponde al "resto urbano" es decir no es comparable con la de Lima.
Pero eso no resuelve el problema de fondo. La canasta de IPC NO ES un buen instrumento para medir los precios que encaran los pobres, simplemente por que ellos no compran una parte signficativa de los bienes que consumen.
No hay ninguna precisión metodológica que merezca comentarse, la verdad.
pero, tienes razón, el debate está abierto. Escríbeme y nos juntamos cuando quieras, prefiero conversar cara a cara a hacerlo a través de blogs.
Te felicito por tu blog está muy interesante. Saludos. JK

Ben Solís dijo...

Estimado profesor,
agradezco los comentarios, mi pregunta sigue siendo la misma.

Muy al margen de todo, si se quiere realizar comparaciones con años anteriores para decir "hubo (con determinado nivel de confianza) más o menos pobres que el año o los años pasados", la línea de pobreza debería ajustarse de acuerdo con una regla clara, un criterio uniforme: ¿por que en años pasados, en contextos de menores presiones inflacionarias, se incrementó el valor de la línea de pobreza más que para el 2007?

El blog de Stanislao (ver comentarios), el cual recomiendo enfáticamente, ha estimado con STATA que los precios no tendrían un efecto dramático. Bueno pues, entonces, dados los precedentes sentados por los incrementos de anteriores años, la línea de pobreza debió fijarse más arriba, muchos cambios no debería haber habido en los resultados, ¿o sí? ¿Cómo se sustenta ese incremento en la línea de pobreza? Si para este año, se ha corregido/cambiado el criterio, ¿es justo/preciso decir que hay "menos pobres que en el 2006"?

La precisión metodológica acerca del alquiler imputado que comentan Francke y Matuk sí me parece que debe ser profundizada. Y por allí he escuchado otras. Cuestión de opiniones.

En todo caso, allí tiene mi correo: ben.solis@pucp.edu.pe

Y gracias nuevamente por darse una vuelta por el blog.

Ben Solís

hernanovelarde dijo...

Estimado Ben,

Estoy de acuerdo de que no hay justificacion para que el aumento de linea pobreza sea tan baja en comparacion a otros años, aun mas cuando la inflacion promedio ha ido subiendo. En mi opinion, no se puede explicar diciendo que los pobres no compran todo lo que consumen pues se supone que esa observacion se mantiene tanto hace cuatro años como hoy. Para mi es una maniobra mas para artificialmente ir "sacando" gente de la categoria de pobreza extrema y de pobreza en general. Talvez por eso es que estadisticamente hoy se dice que la pobreza esta desapareciendo drasticamente. Como tu, pienso que una mejor medida es el poder adquisitivo de la gente para medir si realmente estan mejorando su nivel de vida.
Saludos,

Hernan Velarde

Shujel dijo...

A mi siempre me ha resultado un tanto extraño que lo que divide a un pobre de quien no lo es, puede llegar a ser una simple linea en un grafico.
si tienes un dolar más, bueno entonces no eres pobre!
Claro, son estadisticas pero creo que como dices, no se puede medir la pobreza por la cantidad de dinero que se tiene.

Saludos

Anónimo dijo...

Relacionado con este post, leed el sigueinte, "Los paises pobres son ricos y los ricos pobres".
http://investorsconundrum.com/2007/07/14/los-paises-pobres-son-ricos-y-los-ricos-pobres/

Carlos del Carpio dijo...

En cuanto a lo que dice shujel, es cierto. Es por ello que ya hay propuestas que piensan la situación de pobreza como vulnerabilidad: como una exposición al riesgo de caer debajo de una determinada linea. Saludos,

Pamela Ravina dijo...

Oígame! Este era el post que estuve exigiendo desde que vi los resultados del estudio del INEI. Veo un debate candente: mejor no me meto ahí, no tendría mucho que aportar. Así que me limito a leer. Nuevamente: mis felicitaciones.