Homo economicus: el blog's Fan Box

miércoles, 18 de junio de 2008

El auge de la construcción

8 PREGUNTAS POR RESPONDER

Si a estas alturas no lo has notado, una de tres: o no sales a la calle, o eres distraído, o no lees el periódico. Los extra ordinarios --asiáticos, se deleita en calificar el presidente García-- crecimientos en la actividad económica vienen liderados por el sector de la construcción.

Algunas autoridades se han apresurado en decir que, incluso, la mayor construcción --y mayores inversiones-- se están dando en zonas históricamente relegadas. En zonas pujantes que hoy comienzan a recibir por primera vez en su historia centros comerciales, supermercados y tiendas por departamentos. Que el proceso de descentralización ha comenzado. Agárrate Chile. Agárrate Estados Unidos. Yo me pregunto, ¿no será consecuencia inevitable --y por cierto medio tardía-- que las regiones experimenten inversiones luego de tantos años de sostenido crecimiento? (1)

O, lo que es casi lo mismo preguntar, ¿realmente existe descentralización o es un crecimiento generalizado que de taquito --y no a todas, basta ver las protestas y el descontento al interior del país-- está beneficiando a las regiones?(2)

Porque, ya que estamos en esas, ¿han visto la cantidad de departamentos y condominios que últimamente se están cosntruyendo en Lima? Mucha descentralización allí no hay. Por el contrario, las zonas más céntricas de Jesús María, San Miguel, Miraflores y San Isidro están llenas de construcciones a medio hacer con casetas de ventas de pequeños pero decentes departamentos --algunos más decentes que otros. Y claro, luego habrá que considerar que las ciudades serán cada vez más hacinadas. ¿Eso ya se consideró?(3) Porque lo que se ve es que la ciudad (Lima) no crece para los extremos (aunque vale la pena resaltar el caso de los conos, que van en contra de la tendencia descrita), sino que las calles ya existentes se van ampliando, aumentando carriles, reduciendo áreas verdes, haciéndo by-passes. ¿Se ha analizado el impacto de ello?(4) Y si la ciudad comienza a crecer "para arriba", se volverá (más) fría y más oscura. Me ha pasado a mí, que caminando entre Salavaerry y Javier Prado me he muerto de frío y me he visto envuelto en la penumbra, y tras cruzar la Javier Prado, donde sólo parecían haber casas de máximo dos pisos, de pronto el ambiente se volvió cálido y soleado.

Además, con el eficiente sistema de recojo de basura (para los que leen de otras partes del mundo: no hay depósitos vecinales de basura, sino que cada uno deja sus bolsitas en la mera calle, bolsitas que terminan hechas un despanzurre porque los recicladores ambulantes las cercenan en busca de cartones y latas) todos los que tendrán su departamentito en el futuro dejarán religiosamente sus bolsitas hediondas a las 9 de la noche en plena calle. ¿Ya pensaron en eso no?(5) Y claro, cada uno de los que tendrán su departamento sabe que tendrá cochera, por tanto, necesita --¡necesita!-- comprarse un carro. Con un parque automotor creciente y que está a punto de hacer colapsar el sistema, con nuestros niveles de contaminación... ¿eso ya se pensó, no?(6) O aún más ingenuo yo, ¿ya estamos pensando como diseñar y articular un sistema de transporte público digno de la capital de un país que crece al 8% anual, no? (7).

Y finalmente, ya es por todos conocido que Lima enfrenta --desde ahora-- problemas con el agua. La continuidad --entiéndase como número de horas al día en las que se cuenta con el servicio de agua-- se ha visto mermada, especialmente en algunas épocas y zonas, durante los últimos meses. Con todo lo que sabemos, que sea Lima la que continúa creciendo muy por encima de las otras regiones, ¿no es un despropósito? (8)

Ajá. El auge de la construcción...