Homo economicus: el blog's Fan Box

sábado, 28 de febrero de 2009

Mi torta de cumpleaños

A un grupo de amigos (que, por cierto, no son economistas, así que las licencias respectivas con el gráfico) se les ocurrió regalarme esta torta de cumpleaños:


Posteado porque me pareció... distinto :)

sábado, 21 de febrero de 2009

Por si nunca entendiste la crisis del crédito

El video está en inglés, pero es muy didáctico.


The Crisis of Credit Visualized from Jonathan Jarvis on Vimeo.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Carnaval sin gracia

Para aquellos que leen desde otros países, procederé a explicar BREVEMENTE cómo son los carnavales en Lima. Consisten en que -en especial los fines de semana- uno anda caminando por las calles limeñas, va a comprar el pan, se le antojó un helado, está sacando a pasear al perro, quizá acompañando a la abuela al otorrinolaringólogo y ¡zas!, te cae un globo lleno de agua. Con suerte y está bien inflado y revienta, porque sino simplemente quedarás noqueado y el coqueto globo marca Payaso rebotará en la acera.

Ya en lo que uno llama su barrio, los vecinos suelen vacilarse echándose baldazos de agua reiteradas veces. Una extraña diversión que parece concluir cuando los vecinos se dan cuenta de que ya han mojado suficiente las calles (y a la vecina) y descubren que es hora de turnarse para meterle sendas escobilladas a las calles y barrer así el líquido elemento.

¿Por qué se juegan carnavales?
La gran pregunta es cómo así se juegan carnavales. Más bien, reformularía yo, cómo así se dan el lujo de despilfarrar el agua en esta refrescante, lúdica y algo sosa actividad, siendo que además los carnavales se juegan de la manera anteriormente expuesta en los distritos de estrato medio/bajo.

El precio del agua
Sedapal -la empresa de agua en Lima- factura del siguiente modo (es al 2007, ha variado):


Por si no se aprecia -o entiende- básicamente la tarifa consta de un cargo fijo y uno variable que depende del volumen consumido por el hogar. A mayor consumo, mayor es la tarifa que debe aplicarse a los metros cúbicos adicionales, estableciendose cinco rangos de consumo en esta estructura tarifaria escalonada.

Si la tarifa crece con el consumo, ¿por qué la costumbre de mojar a diestra y siniestra en febrero -mes, además, de mi cumpleaños: lo sé, a nadie le importa- sigue proliferando tanto en la capital?

Fácil, porque aún cuando la tarifa crece con el consumo, muchas viviendas en la capital no pagan lo que efectivamente consumen. ¿Morosos? ¿Evasores? ¿Clandestinos? Ninguna de las anteriores. De hecho, ni siquiera Sedapal sabe cuánto consumen estos usuarios, debido a que no cuentan con un micromedidor (el aparatito que dice cuántos metros cubicos consumió la vivienda).

¿Cómo se les factura, entonces a estos individuos? Se les imputa un consumo, una asignación de consumo. Es decir, les dicen, tú consumes 12, 20 ó tantos metros cúbicos. Y eso es lo que pagan. Claro, podría ser que consuman por debajo de la asignación. Pero también, como en casos de carnavales, que excedan largamente su consumo imputado, favoreciendo el despilfarro de un recurso cada vez más caro y escaso.

La buena noticia -bueno, no para usted, señor que gusta de exhibir sus rollizos mofletes cuando moja pícaramente a la vecina- es que la micromedición aumentará en Lima en los próximos años. La gente pagará lo que efectivamente consumo y quizás en un año jugarán carnavales, pero después de recibir la factura de febrero se les quitará la gracia. A ver si así. Lo siento, el calor me pone de mal humor.

La micromedición de los hogares limeños conectados a la red de Sedapal ascendió al 64,4% en el 2006. Se proyecta que en 5 años ésta se eleve hasta el 85%. En algunos distritos, las cifras son citables: Carabayllo (de 60 a 83%), Carmen de la Legua (de 11 a 39%), Independencia (de 3 a 23%), Comas (de 40 a 68%), Ate (de 53 a 77%), La Victoria (de 77 a 92%), Puente Piedra (de 23 a 78%), y un laaargo etcétera.

domingo, 8 de febrero de 2009

Esto produce el Perú según el Gobierno


Sí sí. Exacto. Esto. Un inodoro -sin tanque, ése lo importamos-, 3 baldes grandes de imprimante, cinco baldes de pintura, un reservorio de agua, seis cajas de mayólicas, cinco sacos de cemento y una caja -¡grande!- que quizás contenga un muy bien embalado urinario marca TRÉBOL.

La imagen corresponde al segundo 00:19 de un spot reciente en el que el Ministerio de Producción incentiva la compra de productos nacionales, con el fin de hacerle frente a la crisis. Claro, ya se dieron cuenta que no estamos blindados, como decían antes.

Lo que no se entiende es cómo, abriendo la parte trasera de un camión de carga, aparece.. ¡la Chola Chabuca al lado de tres sacos de cemento! Eeeen fin.. Bueno señores, ESO es lo que produce el Perú... como diría la Ministra de Comercio Exterior, ya somos TLC yupiii.